Defensa. Hipócritas llamó López Obrador a quienes lo criticaron. EL UNIVERSAL
Refirió que pudo haberse negado a saludarla, pasar y no verla para que no dijeran nada sus adversarios, pero no, porque la señora tiene 92 años

CDMX.- El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que saludó de mano a María Consuelo Loera, madre de Joaquín El Chapo Guzmán, por una cuestión humanitaria y calificó como hipocresía de los conservadores que lo critiquen, cuando la administración de Felipe Calderón negoció con el hijo de la señora.

“Es la hipocresía del conservadurismo, un gobierno conservador que negoció con el hijo de la señora, ¿y no dicen nada? De verdad que son hipócritas, esa es la verdadera doctrina del conservadurismo, la hipocresía”, dijo el mandatario en conferencia de prensa.

Refirió que pudo haberse negado a saludarla, pasar y no verla para que no dijeran nada sus adversarios, pero no, porque la señora tiene 92 años y “no se quiere morir sin verlo”, por ello le entregó una carta en la cual le pide que la ayude a ver a su hijo, de quien no tiene noticia desde hace cinco años.

María Consuelo Loera Pérez solicitó al Presidente su intervención para que su hijo sea repatriado al país, porque en su opinión el proceso de extradición del líder del Cártel de Sinaloa a Estados Unidos fue ilegal.

En la carta, que difundió Presidencia, la señora Loera le explica al Mandatario que sus abogados han entregado las pruebas a los secretarios de Gobernación, Relaciones Exteriores y de Hacienda, así como a la Fiscalía, “donde se demuestra” que su hijo fue entregado ilegalmente al gobierno estadounidense.

“Nada me haría más feliz a mí y a mi familia verlo donde debe estar en una cárcel en México”, dijo en la misiva.

La señora Loera Pérez  también le informó al Ejecutivo federal que las gestiones que su gobierno realizó el año pasado para que pudiera acceder a una visa humanitaria para visitar a su hijo —preso en Estados Unidos— le fue negada por el gobierno estadounidense.

“Deseo insistirle sobre su apoyo para que se me permita visitar a mi hijo por mi edad avanzada y las enfermedades que me aquejan, así como mis grandes deseos de verlo, ya que tengo más de cinco años sin verlo”.

En su carta, fechada el 20 de marzo en Badiraguato, Sinaloa, la señora Loera Pérez señala que espera seguir contando con el apoyo del Presidente.