Hoy es el Día del Estudiante, y para que estos públicos sigan mañana con el festejo en el cine con una película que puedan disfrutar hay una opción que pudiera resultarles atractiva fuera de “Aladdín”.

Nos referimos a “El Sol También Es Una Estrella” (“The Sun Is Also A Star”) la cual, basada en la novela de Nicole Yoon (“Todo, todo”) nos ofrece otro romance improbable entre dos personas de mundos en apariencia muy diferentes, pero que en el caso de esta nueva historia si bien es algo que pareciera estar “escrito en las estrellas” su protagonista femenina es la más escéptica en relación a la creencia en el amor ya no digamos a primera vista sino el amor en sí.

“El Sol También Es Una Estrellas” inicia con la historia de Natasha Kingsley (Yara Shahidi, de películas como “Agente Salt” y “Alex Cross”) quien como muchos jóvenes inmigrantes en Estados Unidos debido a las recientes políticas gubernamentales es informada de que junto a su familia originaria de Jamaica tiene un día para abandonar el país… a menos que encuentre un sustento legal que lo impida. Natasha ha vivido 9 años en la ciudad de Nueva York junto a sus padres y un hermano menor y sus estudios de excelencia eran su mejor carta de presentación para estudiar ciencias, la carrera que la apasiona, pero esa inesperada contrariedad pudiera desvanecer esos sueños y metas para siempre.

En forma paralela conocemos a Daniel Bae (Charlie Melton, de las series “Glee” y “Riverdale”), hijo de inmigrantes coreanos, que también viven en Nueva York, quien trabaja medio tiempo en la tienda de sus padres y quien está en camino a una entrevista de recomendación para que estudie la carrera de medicina … que en realidad él no quiere estudiar pero es lo que sus padres consideran es mejor para su futuro porque en realidad su pasión es la poesía.

En camino Natasha para ver a un abogado de migración que es su última esperanza para no ser deportada de Estados Unidos junto a su familia y Daniel a su cita coinciden en un incidente ahora sí que de vida o muerte pero que ante el escepticismo y racionalidad de Natasha choca con el romanticismo y fe de Daniel, quien por lo mismo le apuesta que en ese mismo día que tiene de límite para salir del país que la ha acogido hará que crea en el amor.

Dirigida por la también neoyorkina Ry Russo -Young (“Si no despierto”), “El Sol También Es Una Estrella” si bien es una película de fórmula y predecible, se agradece se salga un poco de la serie de películas de romances adolescentes enfermos como la mencionada “Todo, todo” o la más reciente “A Dos Metros de Ti” y aunque eso le haya significado no haya sido favorecido con la taquilla que tuvo hace poco esta última, por ejemplo, se acerca más a la realidad que vive una juventud multicultural en la actual nación norteamericana que lidera Donald Trump, que por lo mismo incluye también la participación del actor de ascendencia colombiana John Leguizamo en un personaje importante para la narrativa de la historia que justifica su aparición en los créditos principales… aunque no aparezca en su filmografía de IMDB.

Comentarios a: galindo.alfredo@gmail.com

Twitter: @AlfredoGalindo