Arturo Brizio Carter, presidente de la Comisión de Arbitraje | Foto: Cuartoscuro
El titular de la Comisión de Arbitraje aseguró que los silbantes están totalmente adaptados al asistente de video, y que por los números lo destaca por encima de otros

En las nueve jornadas disputadas del Apertura 2019, se han hecho 95 revisiones en el Asistente de Video para el Árbitro (VAR), de las cuales 41 ratificaciones y 54 correcciones. Parte de esos números, le dan confianza a Arturo Brizio, titular de la Comisión de Arbitraje, para decir que el VAR en México es l mejor del mundo.

“Creo que está en el mejor nivel, dudo mucho que haya un mejor VAR que el mexicano, no es un tema de nacionalismo ni nada, pero ahí están los ejemplos, insisto en que es una nueva forma de ver el futbol, pero me jugaría el boleto con cualquier VAR del mundo y no desmerecemos”, explicó.

Uno de los puntos más importantes para Arturo Brizio es dejar en claro que los árbitros que se encuentran en el VAR no son los que dirigen, como muchos dicen.

Asimismo, señaló que hoy los silbantes están totalmente adaptados al sistema de video, aunque obviamente hace falta pulir detalles.

“Están totalmente adaptados, incluso el futbolista, los jugadores que juegan Copa ya piden VAR, en Ascenso igual. Es un riesgo latente, pero a nivel mundial, que el árbitro se pueda volver comodino, estar convencidos y convencer al árbitro de que el líder sigue siendo el arbitro. Esta semana hubo arbitrajes brillantes donde se muestra que el líder es el arbitro y ahí no hay VAR que incomode”.

Por cierto, destacó que los árbitros toman un curso de coaching que los ayuda a fortalecer varios aspectos, entre ellos el mental, por el tema de las críticas constantes.

Al final, también expuso qué hay contacto importante con los clubes, y que las puertas están abiertas para cualquier duda.

“Hay una comunicación muy abierta con los equipos, son invitados permanentes a estar con nosotros en Toluca, y ahí vemos todo, sus inquietudes, las imágenes del VAR que dan apertura a sus quejas, esa buena comunicación nos ha llevado a tener una muy buena dinámica, nadie sale convencido al 100, pero nosotros no quedamos en cero, es un intercambio de impresiones donde se explican las jugadas”.