Guaidó dice que seguirá como presidente y Maduro ha sido ratificado en su cargo tras el triunfo chavista en las elecciones legislativas con solo el 31% de participación. Foto: Tomada de Internet
Guaidó dice que seguirá como presidente y Maduro ha sido ratificado en su cargo tras el triunfo chavista en las elecciones legislativas con solo el 31% de participación

El chavismo ganó sin sorpresa las elecciones parlamentarias celebradas este domingo en Venezuela, marcadas por la alta abstención y el llamado al boicot que hizo el sector opositor que apoya al líder Juan Guaidó, y consolidó su poder, aunque también perdió credibilidad, tanto frente a la comunidad internacional y entre la izquierda del país con la que una vez formó una alianza.

El Consejo Nacional Electoral (CNE), entidad que los opositores venezolanos acusan de presunta parcialidad con el gobierno de Nicolás Maduro, anunció después de la 01:30 hora local de este lunes (05:30 GMT) que el chavismo obtuvo el 67,6% de los votos emitidos, algunos 3.558.320.

La coalición Alternativa Democrática , que agrupa a los partidos de oposición que acudieron a las elecciones luego de que la Corte Suprema de Justicia les nombrara nuevas juntas directivas, obtuvo 944.665 votos, el 17,95% de los contados hasta el momento.

Los más de 20.7 millones de venezolanos inscritos en esta ocasión eligieron a los 277 miembros que tendrá la nueva Asamblea Nacional, de los cuales el 52 por ciento serán elegidos mediante el sistema proporcional (144 diputados) y el 48 por ciento (133 diputados) mediante el sistema nominal. En total, hay más de 14 mil candidaturas de más de un centenar de partidos.

La oposición ha optado por el boicot electoral, denunciando que las elecciones no tienen las garantías para ser libres, democráticas y justas, dado que el chavismo es el que controla todos los órganos del Estado, incluido el Consejo Nacional Electoral (CNE). , encargado de organizar estas elecciones.

Su tesis ha contado con el apoyo de sus principales aliados en estos casi dos años, empezando por Estados Unidos, primer país en reconocerla, pero también la Unión Europea, incluida España, así como otros socios regionales, que ya la han realizado. Claro que no podrán reconocer el resultado de unas elecciones que no consideren que cumplen con las garantías exigidas.

Aunque habrá presencia opositora, hecho que aprovechó el Gobierno para defender la legitimidad de las elecciones, será minoritaria. Hay algunos partidos pequeños, como el que lidera Henri Falcón, quien dejó las filas de Chávez para ser candidato presidencial en las elecciones de 2018 -cuya victoria a manos de Maduro no es reconocida por la comunidad internacional- y ahora lidera el Progresista. Avanzado.

Este partido, junto con Cambiemos, El Cambio, Acción Democrática y Copei formaron la coalición opositora Alianza Democrática. En el caso de Acción Democrática y Copei, estos son dos partidos históricos de la oposición venezolana que fueron intervenidos por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), así como Voluntad Popular -el partido de Guaidó y Leopoldo López- y Primero Justicia para instalar líderes líderes menos críticos con el gobierno.

También se conformó otra coalición opositora, Alianza Venezuela Unida, en torno a la figura de Luis Parra, a quien los diputados chavistas eligieron el pasado mes de enero como presidente de la Asamblea en sustitución de Guaidó, quien a su vez fue ratificado por los parlamentarios opositores.