Dadas las circunstancias que se viven a nivel internacional, sobre todo en Latinoamérica, dijo que es importante fortalecer el proyecto de MORENA que es una opción válida para la mayoría de la gente en este país, dijo la diputada federal Miroslava Sánchez Galván

Torreón, Coahuila. -  Luego de analizar la sentencia emitida por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, de anular la elección interna de MORENA, por usar un padrón poco confiable, el domingo 24 de noviembre se llevará a cabo el congreso nacional extraordinario, para elegir la nueva dirigencia provisional de este organismo político.

Así lo informó la diputada local y consejera nacional del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Miroslava Sánchez Galván, en una rueda de prensa a la que convocó en un lujoso restaurante de esta ciudad, donde ahora acostumbra desayunar cada lunes.

Dio a conocer que la nueva presidencia del partido político la buscan el diputado Mario Delgado, la actual líder Yeidckol Polevnsky, Bertha Luján y Alejandro Rojas, suplemente del senador Ricardo Monreal.

Explicó que en esta ocasión están convocados los tres mil congresistas interesados en el proyecto del partido MORENA.

El congreso nacional es la máxima autoridad de MORENA a nivel nacional que tiene facultades para elegir un comité nacional provisional, que se encargará de dar cumplimiento al resolutivo del tribunal electoral y revisar el padrón, que se ajuste a lo que pidió el tribunal y emitir la convocatoria para el nuevo proceso de elección de los órganos directivos del instituto político.

Una de las cosas importantes que se dijo ayer en el consejo, fue que dadas las circunstancias que se viven a nivel internacional, sobre todo en Latinoamérica, dijo que es importante fortalecer el proyecto de MORENA que es una opción válida para la mayoría de la gente en este país.

Advirtió que ahora MORENA está en riesgo, porque hay mucha gente al interior tratando de llevarse lo que hay y Coahuila no es ajeno a este hecho, gente que está metida en el partido y muchos de ellos no afiliados al partido.

A esta gente lo que les interesa son las prerrogativas de que actualmente goza el partido y ven una posibilidad de alcanzar una candidatura ganadora.