Especial
La radio indicó que había una emergencia en la colonia Cerro del Pueblo. En Ojito de Agua una familia estaba angustiada, pues Alexis, de 19 años, se había colgado de la regadera

En sus 14 años de servicio en seguridad pública, José Antonio nunca había enfrentado un reporte de suicidio, y este fin de semana acudió al primero.

La radio indicó que había una emergencia en la colonia Cerro del Pueblo. En Ojito de Agua una familia estaba angustiada, pues Alexis, de 19 años, se había colgado de la regadera.

Como el tiempo de respuesta fue breve, José Antonio ingresó hasta el sitio donde ya había sido auxiliado el joven. “Aún tenía frecuencia cardiaca” comentó.

Aun y cuando el procedimiento es llamar a paramédicos para que presten los primeros auxilios, el policía supo que al ser sábado por la madrugada, la llegada de sus compañeros tardaría.

Fue así que pidió autorización a la familia para trasladar en su unidad al joven, lo subió y acompañado por familiares, partió a toda velocidad al Seguro Social.

Ahí le aplicaron oxígeno, suero y le tomaron radiografías al joven para descartar una lesión en sus vertebras y le mantuvieron en observación durante la noche.

FUE POR PROBLEMAS DE AMOR

La familia contó al policía que durante toda la tarde, Alexis estuvo platicando con su padre y le contó que tenía problemas con su esposa, pero luego este fue a la vivienda donde vive con ella.

Después de horas regresó y contó que habían tenido una discusión y para no tener problemas regresó a dormir con sus padres.

Como ingresó al baño y tardó mucho, se inquietó la familia y al no responder a los llamados forzaron la puerta y le encontraron colgado de la regadera y de inmediato pidieron apoyo.

Cuando apenas lo descolgaban llegó el oficial y se dio el auxilio que le salvó la vida.

La familia de Alexis externó un agradecimiento al elemento municipal. “Gracias al oficial, supo actuar bien, y gracias a él se salvó la vida de mi hermano” dijo Julissa hermana de Alexis.

CONSEJOS DE UN HÉROE

Juan Antonio Cárdenas Cortez, ante la ola de suicidios en la región lanzó dos llamados, uno para las personas que rodean a una persona depresiva y a las mismas personas que sufren por esta situación.

“A los que están en depresión acudan a salir de este problema con terapias, no tengan miedo y por otra parte, a las familias de las víctimas si observan a alguien en situación de depresión, acérquense a ellos y platique”

El policía recientemente fue reconocido por salvar a un niño de tres años que sufrió una crisis convulsiva en un Jardín de Niños en la colonia Panteones.