Imagen. La patrulla en la que viajaban los abusivos policías, es la FC-527-17, según la foto tomada por los vecinos. | Foto: Cortesía
Agreden oficiales de Fuerza Coahuila a mujer, con el argumento de que en su casa venden droga, pero no lo pudieron comprobar

Los abusos por parte de elementos de la Fuerza Coahuila siguen, y ayer por la tarde intentaron allanar un domicilio ubicado en colonia Loma Linda, con la excusa de que se vende drogas al menudeo.

La persona afectada, Francisca Guadalupe Banda Torres, hace un llamado al secretario de Seguridad Pública, José Luis Corona Pliego, porque se niegan aceptar su denuncia en el órgano de control interno de la institución.

La afectada informó que la patrulla del grupo de proximidad social con el número FC527-17 en la cual viajaba cuatro policías en la caja, arribaron a su domicilio que se localiza en Epazote 163.

Desde el interior de su recámara vio como un policía desciende y va directo a la puerta principal a romper un cristal con la intención de abrir la puerta. Asustada por la forma de actuar de los servidores públicos, la afectada acudió a impedir el acceso y les exigió que le mostraran una orden de cateo para ingresar.

 

Fue entonces que se le abalanzaron dos mujeres policías, a las cuales describe de complexión robusta, cabellera larga negra. Le dijeron que venían a un decomiso de drogas.

Dijo que los policías ya querían privarla de la libertad, por ser propietaria del domicilio donde supuestamente se vende droga. Un grupo de vecinos se unió a ella, para exigir la orden de cateo.

Cuando trataron de videograbar la forma de actuar de los policías de proximidad, y al verse superados por el elevado número de testigos, prefirieron retirarse, por lo que solo alcanzaron a fotografiar la patrulla.

DA TESTIMONIO VÍCTIMA

“Ya me querían hasta llevar detenida por que les estaba reclamando. Me presenté a denunciarlos a contraloría y me negaron recibirme, por que requerían pruebas”, dijo indignada Francisca Guadalupe Banda.

La denunciante solicitó la intervención de dos abogados particulares Jorge Enríquez Lázaro y José Luis Samaniego, quienes iniciarán una denuncia penal más contra los de Fuerza Coahuila que aún sigue siendo dirigida por Luis Ángel Estrada Picena.