Compromiso. Ya con sus útiles, los niños aseguran que se van a esforzar al máximo en la escuela. Fotos: Héctor García
Elitia y su hermano ya tienen todos sus útiles y mochila nueva; gracias al buen corazón de un saltillense

¿Recuerda a Elitia? Es una niña con gran desempeño académico que corría el riesgo de abandonar la escuela por la falta de recursos para adquirir sus útiles escolares.

Ahora su historia cambió, ahora le pequeña con una enorme sonrisa recibió cuadernos, lápices, colores, juego de geometría e incluso la mochila de su caricatura favorita con la que soñaba, todo esto gracias a la aportación de un ciudadano saltillense.

A raíz de la publicación en VANGUARDIA —el domingo anterior— donde se narró la odisea que enfrentan algunos de los habitantes del ejido Providencia para poder estudiar, surgió el interés de personas por colaborar en apoyo a estos niños, sobre todo a la pequeña Elitia que ha destacado por sus conocimientos avanzados en nivel primaria.

Esforzada. Elitia es una pequeña que se destaca por su gran dedicación el estudio.

Javier Recio es el nombre de la persona que se tomó el tiempo de llamar a esta casa editora y decir: “yo apoyo a esos niños”.

Y es que la niña es una de las estudiantes más destacadas del ejido Providencia, así mismo lo era en la primaria Cuitláhuac, donde le otorgaban una beca mensual de 700 pesos por sus altas calificaciones.

Este beneficio lo perdió cuando vino la separación de sus padres, que también trajo consigo la situación precaria y les orilló a ir a vivir al ejido.

Al darles la noticia de la aportación, el brillo volvió a sus ojos, la sonrisa de la pequeña no podía contenerse al ver su nueva mochila de “Frozen”, como la que tanto quería.

Carlos, su hermano menor, también recibió sus útiles escolares y ambos aseguraron que irán con mucho más entusiasmo a la primaria, donde ahora cursa ella el cuarto grado y él el tercer año de primaria.

“Me gustó mucho mi mochila, muchas gracias”, fueron las breves pero expresivas palabras de la niña.

Alivio. La madre de los pequeños se dijo tranquila, ahora que sus hijos tienen lo necesario para ir a la escuela.

UNA FAMILIA AGRADECIDA

Carlitos también recibió sus útiles escolares, por lo que ahora la familia solo esperará la entrega de uniformes del gobierno estatal para que los niños acudan a clases con todo lo necesario en buenas condiciones.

Me gustó mucho mi mochila, muchas gracias”.
Elitia, alumna de cuatro grado de primaria.

 “Le vamos a echar muchas ganas a las clases,” dijo el niño.

“Le agradecemos mucho al señor que nos ayuda con esto, fue para mí muy difícil situación y presión ver que no contaba con dinero para comprar las cosas de mis hijos, había pensado en que usaran los mismos cuadernos que les quedaron con pocas hojas del año pasado, pero con esta ayuda pues ya no,” dijo Esmeralda la madre de los pequeños.

Una vida difícil

> La esforzada Elitia cumplirá 9 años en este mes y lo que más desea es seguir estudiando, ya tiene mochila nueva y cuadernos de colores.

> Desde que arribaron al ejido, Elitia y su hermano Carlos reciclan cuadernos, mochila, los zapatos no los pueden rehusar porque les “aprietan”, su mamá los compra de segunda mano.

> Esmeralda comentó que a su hijo de 15 años ya no pudo otorgarle el estudio.