Archivo
La medida fue tomada por el juez federal Julián Ercolini, quien este martes había procesado a la ex mandataria y dictado un embargo de 635 millones de dólares sobre sus bienes

Buenos Aires. La Justicia argentina embargó hoy propiedades pertenecientes a Máximo y Florencia Kirchner, hijos de los ex presidentes Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Fernández (2007-2015), en un caso por supuesto lavado de dinero.

La medida fue tomada por el juez federal Julián Ercolini, quien este martes había procesado a la ex mandataria y dictado un embargo de 635 millones de dólares sobre sus bienes por la presunta manipulación de la adjudicación de obras públicas en beneficio del empresario Lázaro Báez.

 

Ercolini sospecha también que la ex presidenta cobró sobornos de Báez, detenido desde el 6 de abril, por medio del alquiler de habitaciones de hoteles de la empresa Hotesur, en cuyo directorio también figuran los nombres de Máximo y Florencia Kirchner.

Como parte de esa investigación, el juez decidió hoy embargar los hoteles Alto Calafate y La Aldea, situados en la patagónica provincia de Santa Cruz y que integraban la herencia del fallecido ex presidente Kirchner, informó la agencia de noticias estatal Télam.

La medida judicial abarca 16 propiedades, un vehículo y la participación que los hijos de los ex presidentes tienen en tres empresas (Los Sauces, Hotesur y Coma SA) por valor de 13,7 millones de pesos (864.000 dólares).