La famosa actriz que personifica a Daenerys en la serie GOT, casi pierde la vida tras sufrir un aneurisma cerebral

La actriz que personifica a Daenerys Targaryen en la exitosa serie de HBO estuvo a punto de morir tras la primera temporada de Game of Thrones en 2011, luego de sufrir dos aneurismas. 

Emilia Clarke relató a través de una columna que escribió para The New Yorker, como casi perdió la vida, ''En mis peores momentos llegué a pedir a los médicos que me dejaran morir'', expresó. 

En dicho artículo y en primera persona Clarke decidió hacer público este difícil proceso que paso en su vida:

"Nunca he contado esta historia públicamente, pero ahora es el momento", decía al comienzo de su desgarrador testimonio: "Justo cuando todos los sueños de mi infancia parecían haberse hecho realidad, casi perdí mi mente y luego mi vida". 

Por lo que hace unos días en una entrevista para CBS, la actriz inglesa de 32 años, describió con detalles el horro que vivió durante ese tiempo, y además, mostró una serie de imágenes.

Cuando Clarke fue internada y operada por estas aneurismas tenía apenas 24 años, ocurrió en el 2011 y recién había finalizado el rodaje de la primera temporada de Game of Thrones, que el próximo fin de semana llegará a su fin cuando se estrene la última temporada.

También durante esa entrevista declaró que, lo que la salvo fue su regreso a al set de grabación después de la hemorragia, pese a que en 2013 una neurisma más volvió, por lo que fue sometida a operación de nueva cuenta.

Afortunadamente tras una nueva intervención, la artista superó la enfermedad, aunque con gran dificultad. "La recuperación fue aún más dolorosa de lo que había sido después de la primera cirugía. Parecía que había pasado por una guerra más espantosa que cualquiera que haya experimentado Daenerys", puntualizó en su columna.

Con su testimonio quiere dar visibilidad a la asociación benéfica SameYou, que tiene como objetivo acompañar a las personas que se recuperan de lesiones cerebrales.

Con información de Infobae