Emilio Lozoya, ex director de PEMEX |Foto: Cuartoscuro
A 10 días de su retorno a México, no han faltado las dudas sobre el lugar y estatus en el que se encuentra, así como las filtraciones de datos a la prensa

 La audiencia donde comparecerá Emilio Lozoya Austin, acusado de recibir sobornos, será mañana a las 9 horas. Sin embargo, el exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) no acudirá al Reclusorio Norte, sino que comparecerá por el sistema de videoconferencia, “dadas las condiciones de salud del imputado”.

A través de un comunicado, el Juez Federal de Control del Reclusorio Norte, José Artemio Zúñiga Mendoza, determinó que Emilio “L” dé su primer testimonio a través del sistema de video conferencia.

“Se fijan las 09:00 horas del 28 de julio del 2020, para que tenga verificativo la audiencia inicial de formulación de imputación en contra de Emilio ‘L’, a que se refieren los artículos 307 y 309 del Código Nacional de Procedimientos Penales”, puntualizó.

La audiencia se desahogará a través del sistema de video conferencia, dadas las condiciones de salud del imputado.

El Juez puntualizó que las demás partes involucradas podrán acudir al centro de justicia, de manera personal, a intervenir en la audiencia; o si lo prefieren, a través del sistema de video conferencia, atendiendo a los lineamientos establecidos por el Consejo de la Judicatura Federal, por el tema de la pandemia del COVID-19 que azota a nuestro país.

El arribo de Lozoya Austin a México ha causado un sismo en la política mexicana por sus declaraciones sobre la petrolera brasileña Odebrecht y su rol en la Reforma Energética de 2013. Hoy se cumplen diez días de su extradición desde España.

“Les informo que la audiencia será mañana a las 9 de la mañana”, anunció el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) instancia encargada de informar vía WhatsApp lo que vaya sucediendo en la audiencia. Una acción que fue cuestionada por organizaciones que reclamaron que la audiencia no fuera abierta al público.

La prueba más grande para este Gobierno que intenta acabar con la corrupción será en este juicio, donde se espera que Lozoya suelte nombres de políticos, empresarios y exfuncionarios que recibieron sobornos a cambio de aprobar una de las reformas más controvertidas en el sexenio pasado.

Aunque el Presidente, Andrés Manuel López Obrador, ha destacado la “importancia” de las confesiones de Lozoya, aún no es claro el proceso que seguirá la Fiscalía General de la República (FGR), por lo que estas son las cinco claves que explican el caso hasta ahora.

LAS ACUSACIONES

Lozoya, quien fue coordinador de Vinculación Internacional de la campaña electoral del expresidente Enrique Peña Nieto (2012-2018), es sospechoso de cohecho, asociación delictuosa y lavado de dinero.

El exjefe de la petrolera estatal mexicana entre 2012 y 2016 está acusado de recibir 10,5 millones de dólares en sobornos de Odebrecht, de los que presuntamente 4 millones fueron para la campaña presidencial y el resto para obras en el Gobierno.

Además, el exfuncionario es presunto implicado en un fraude de 280 millones de dólares por la compraventa de la planta “chatarra” de fertilizantes Agro Nitrogenados a la compañía Altos Hornos de México (AHMSA).

Por esta razón, la FGR también acusa a la hermana de Lozoya, Gilda Susana, y al presidente de AHMSA, Alonso Ancira, detenido en España desde mayo del año pasado.

Sinembargo

Portal de noticias sin censura, la información y actualizaciones más recientes de México y el Mundo.