Emilio Lozoya, exdirector de Pemex / Foto: Especial
Para el exdirector de Pemex, ahora son tiempos de resaca

CDMX.- Cubrir las esposas con una manta es una de las pocas concesiones que obtendrá Emilio Lozoya Austin cuando los agentes de la Interpol entreguen antes de abordar el avión al equipo de agentes mexicanos que vigilará su regreso al país.

Para el delfín del gobierno de Enrique Peña Nieto ya nada queda de la ostentosa vida que disfrutó como director de Pemex, ya no hay agenda como la que lo llevó a los principales foros económicos del mundo en jets ejecutivos, hospedándose en exclusivos hoteles pagados de los multimillonarios fondos del erario del que echo mano como miembro del círculo cercano del presidente.

Lejos quedaron las fiestas y los banquetes del Foro Económico Mundial de Davos, en las que Lozoya Austin se movía con soltura en donde se le vio llegar alguna vez con una chica en cada brazo y una botella de champán en la mano, según lo describió sin citar su nombre el periodista inglés Andy Robinson.

REGRESARÁ ESPOSADO

Ahora son los tiempos de la resaca para Lozoya quien viajará esposado con los brazos por delante, como lo marca el protocolo de seguridad, en un vuelo de Madrid a la Ciudad de México, la entrega del detenido será a la puerta del avión ante los agentes de la Fiscalía General de la República (FGR).

Lozoya facilitó su extradición luego de acordar un pacto con las autoridades mexicanas a las que aportará toda la información relacionada con la corrupción en Pemex, lo que permitirá aligerar la sentencia en su contra por operaciones con recursos de procedencia ilícita, defraudación fiscal y cohecho.

INFORMACIÓN PRIVILEGIADA

El propio presidente Andrés Manuel López Obrador adelantó que dará a conocer cuánto dinero se recibió, cómo se distribuyó  y a ver si “podemos recuperar algo de lo que se llevaron”.

Lozoya tiene información privilegiada sobre los sobornos de Odebrecht, los desvíos de recursos públicos a la campaña del PRI en 2012 y todo sobre la multimillonaria compraventa de la planta chatarra de Agronitrogenados. 

(Con información de la revista Proceso)