Con color rojo la artista marcó las zonas en las que el agresor tocó a la modelo.Archivo

Emma Krenzer realizó un proyecto escolar artístico que pronto llamó la atención de las redes sociales. Se trata de una intervención fotográfica en la que muestra el impacto físico y mental en una mujer tras sufrir un ataque sexual.

Con 19 años, Krenzer es estudiante de la Universidad Wesleyan de Nebraska, y con una foto a blanco y negro,en tamaño real de una de sus amigas, marcó con colores el contacto físico que ha tenido con la gente y detalló quienes eran. 

Mientras unos representan los toques que ha tenido con amigos, familiares y gente a la que le ha permitido tener contacto sexual, con rojo destaca a un agresor que se acercó a ella (la modelo) sin su consentimiento, tiñiendo de este color sus genitales, sus senos, la entrepierna y la cabeza, refiriéndose con esto al daño mental que le ha provocado. 

En sus cuentas de Facebook e Instagram, la artista ha explicado que este es un proyecto que busca hacer conciencia y “visualizar realmente el impacto duradero que tiene el tacto en un individuo”, señalando intenciones de extenderlo con otras personas que accedan a colaborar.