Foto: Tomada de Internet
De 26 títulos de Grand Slam que ostenta España, 19 los ha ganado Rafael Nadal entre el 2005 y 2019. En la rama femenil, la canadiense Bianca Andreescu obtuvo el título al derrotar a Serena Williams

Rafael Nadal se convirtió de nuevo en super héroe y ahora más adhoc con su nuevo mote que lo compara con Clark Kent y Superman. El “tenista de acero” conquistó Nueva York ante un tenista que es un ícono en Rusia: Daniil Medvedev.

Con su vestimenta en color morado que lo enmarca en este US Open y las luces apagadas del estadio Arthur Ashe, una vez en el homenaje no pudo contener las lágrimas. Los sentimientos se apoderaron de Rafa, un hombre lleno de basta experiencia, reconocimientos y siempre siendo el foco de atención. A los 33 años de edad y siendo el número dos del ranking mundial, se proclamó campeón del US Open, tras una extenuante batalla de casi cinco horas.

“A la comunidad latina, muchas gracias, jamás me habéis fallado”, expresó al recibir el trofeo de manos del australiano Rod Laver, quien es también una leyenda del tenis.

Su rival, Daniil Medvedev, cinco del mundo y 10 años más joven, dijo que era una “máquina”, “una bestia”. Su amigo, el argentino Diego Schwartzman lo llamó “un león en el medio de la selva” después de ser su presa en los cuartos y Matteo Berretini, a quien eliminó en la semi, dijo que era “el más grande luchador que ha habido en este deporte.  La energía que muestra es impresionante, jugar contra él tu primera final de Grand Slam debe ser algo impresionante de vivir”, dijo el ruso, ganador del Masters 1000 de Cincinnati y derrotado por el español en Montreal.

Pero cuando sale de la cancha, se quita el traje y vuelve a ser el mismo muchacho tímido que se refugia en su natal Mallorca por algo de normalidad cuando no está por el mundo acaparando toda la atención, como refleja el escritor británico John Carlin en la biografía “Rafa. Mi historia”.

Nadal, ganador de 12 Roland Garros, ganó su décimo noveno título de Grand Slam, colocándose a uno del récord que ostenta Roger Federer.

Te puede interesar

Andreescu deja a Williams sin fiesta de récords

La canadiense Bianca Andreescu rompió a llorar al hablar del US Open, su primer título de Grand Slam, conseguido tras imponerse en la final a la favorita Serena Williams.

“Yo me visualicé jugando la final, de hecho ante Serena Williams. ¡Qué locura!”, dijo después del partido.

“He soñado con este momento por tanto tiempo. Como les dije, cuando gané el Orange Bowl, un par de meses después, realmente pensé que podía llegar a este nivel y desde entonces lo visualicé todos los días”.

Andreescu, de 19 años, se convirtió en la primera canadiense en ganar un Grand Slam y la primera menor de 20 años en llevarse el trofeo desde que lo hiciera María Sharapova en 2006.

“Mis objetivos siempre fueron ganar tantos Grand Slams como fuera posible, ser número 1 del mundo, pero la idea de fama nunca me cruzó por la mente. No me estoy quejando, ojo. Ha sido una travesía muy loca”, indicó.

Andreescu indicó que antes del partido meditó, como en todos los anteriores del torneo, y que trató de guardar la calma antes del partido con la multicampeona.

“Quiero hacerme un nombre propio, sé que tengo un estilo diferente a muchas jugadoras del circuito y me ha servido muy bien, juega a mi favor y lo quiero seguir mejorando”, dijo, expresando su admiración por Williams.

“Estoy seguro de que no soy la única. Es una inspiración para muchas personas, no solo atletas, por lo que ha hecho en la cancha, es una gran campeona. Es una mujer de buen corazón, se me acercó en el vestuario y dijo cosas muy lindas que tendré por mucho tiempo. Me gustaría ser como ella, ¿quién sabe? A lo mejor soy mejor”.

Después de la victoria de Andreescu, el Primer Ministro Justin Trudeau le envió un mensaje de felicitación con el hashtag #shethenorth.

Bianca ha sido propensa a sufrir lesiones como problemas de espalda y por ello, el año pasado con su nuevo entrenador, Sylvain Bruneau, decidió enfocarse más a usar la gama completa de sus disparos y tácticas. Así, se abrió paso en marzo al ganar el prestigioso torneo de pista dura, el BNP Paribas Open, en Indian Wells, California .