Martín Barragán adelantó a los Rayos con un cabezazo a los 33 minutos, pero Salcedo decretó la igualdad mediante un remate dentro del área a los 45. EL UNIVERSAL
Los locales empataron cuando expiraba el primer tiempo. Salcedo aprovechó un centro por la derecha y remató de derecha en el área chica, para vencer al arquero Luis Malagón

CIUDAD DE MÉXICO.- Este jueves se disputó el último partido de liga para los Tigres previo a disputar el Mundial de Clubes en Catar, y las sensaciones no fueron buenas. Pese a tener oportunidades no pasaron del empate ante un inofensivo Necaxa, en el arranque de la fecha 4.

Aunque los Universitarios tuvieron el control del duelo y las oportunidades de arranque, fue Martín Barragán quien adelantó a los hidrocálidos. El atacante se lanzó para cabecear al minuto 33 y dar la sorpresa en la primera llegada rojiblanca, luego de que Tigres atacaba constantemente al área necaxista pero no concretaba oportunidades. Fue en un tiro de esquina a primer poste que Barragán superó a dos defensores que le marcaban y adelantó a los Rayos.

Pero ambos cuadros siguieron en la misma tónica, y el raquítico ataque de Necaxa no pudo sostener la ventaja mínima. Previo al final del primer tiempo Carlos Salcedo apareció sin marca en un servicio con comba hacia el centro, en cobro de tiro libre, para empujar y empatar los cartones al 45, en un momento clave del duelo.

Después, al arranque del segundo lapso Luis Quiñones tuvo una muy clara apenas al 49, pero en la línea apareció Mario de Luna para arriesgar el físico y sacar el balón en la línea cuando ya había superado al arquero. En últimos minutos Julián Quiñones y "Chaka" Rodríguez tuvieron más oportunidades claras para sacar la ventaja, pero erraron sus decisiones en el último tercio y el partido quedó en empate, dejando más dudas que certezas en el Estadio Universitario. Con Información de AP y El Universal