La Fiscalía de Morelos consideró que las acciones de José Manuel, quien frustró el robo en el mini súper Go Mart de Cuernavaca en el que trabaja, “no corresponden a una legítima defensa"

José Manuel frustró un asalto en el mini súper en el que trabaja, pero fue detenido por presuntamente asesinar a uno de los ladrones.

De acuerdo con información de la Fiscalía de Morelos, Michael, de 21 años, y Antonio, de 26 años, supuestamente intentaron asaltar al sábado pasado un mini súper Go Mart, ubicado en la carretera México-Acapulco, a la altura de la colonia Acapantzingo, municipio de Cuernavaca.

En el atraco, José Manuel tomó por la espalda a Michael y presuntamente lo lesionó en el cuello con una navaja, lo que derivó en su muerte.

La Policía de Cuernavaca detuvo a Antonio por el intento de robo y a José Manuel por homicidio. 

La Fiscalía revisó las cámaras de seguridad para establecer la mecánica de hechos y “se determina de manera contundente, que José Manuel sería probable responsable del delito de homicidio”, señaló en un comunicado publicado el 30 de julio.

Foto: Especial

De acuerdo con la Fiscalía, Michael llevaba entre las manos varios paquetes “sin detectar en ningún momento que portara alguna arma ni amenaza en contra de los dependientes del lugar”.

“Es en ese momento cuando José Manuel ingresa a la tienda aprisionándolo por la espalda con el brazo izquierdo por el cuello, mientras que en la mano derecha portaba una navaja con la que sin mediar resistencia por parte del hoy occiso y aun teniendo las manos ocupadas por los productos que cargaba, le ocasiona una lesión profunda a la altura del cuello”, explicó.

Señaló que Michael estaba totalmente inmovilizado y no opuso resistencia, por lo que José Manuel pudo haber solicitado apoyo de la Policía para entregarlo, pero “en las imágenes se muestra de manera clara que decide realizarle un corte a la altura del cuello, incluso, aventando al hombre fuera del establecimiento donde finalmente perdió la vida”.

La Fiscalía estableció que, de acuerdo con las pruebas, las acciones de José Manuel “no corresponden a una legítima defensa, ya que ha quedado comprobado que el trabajador no se encontraba en situación de peligro, amenazado o violentado en su seguridad, sin embargo, por decisión propia y teniendo control de la situación, decide utilizar el arma blanca que portaba, para realizar un corte profundo a nivel de la garganta en contra de quien tenía sometido”.

El martes pasado, una jueza vinculó a proceso a Antonio por el delito de robo calificado, mientras que la defensa de José Manuel solicitó la ampliación del plazo, por lo que mañana a las 10:00 horas se definirá si se inicia o no un proceso en su contra por el delito de homicidio.