Foto: Especial
Utilizaban sus direcciones de correo en el trabajo para contactar ese tipo de servicios, según un reporte

Un nuevo reporte de Newsweek revela cómo cientos de empleados de Amazon, Microsoft y otras compañías tecnológicas ubicadas en Seattle utilizaban sus correos electronicos para contactar y contratar los servicios de una red de tráfico sexual.

El artículo sugiere que los organizadores de dichas redes solicitan a los interesados enviar un mensaje desde sus correos electrónicos de trabajo para probar que no son policías, la mayoría disfrazando los mensajes como respuestas a direcciones de correo “equivocadas”.

“Creo que tienes la dirección de correo electrónico equivocada”, escribió un hombre desde su cuenta de trabajo en Amazon. “Creo que te equivocaste de sujeto”, respondió otro trabajador desde su correo en Microsoft.
Estos correos fueron obtenidos de una investigación que data del 2015 y que fue llevada a cabo por el condado de King sobre una red de tráfico de trabajadoras sexuales asiáticas en el que altos directivos de algunas compañías de tecnología participaban como sus principales clientes.

El reporte también indica que algunos “burdeles” anuncian en sus páginas de internet que sus servicios se encuentran disponibles cerca de las oficinas de Microsoft en Seattle; algunos llegaban a gastar hasta 50 mil dólares al año en estos servicios.

Con información de Newsweek