Foto: Especial
La Asociación Mexicana de Empresas de Seguridad Privada está interesada en el perfil y experiencia de los elementos federales para ocupar sus vacantes

Ante las protestas registradas durante las últimas dos semanas, la Asociación Mexicana de Empresas de Seguridad Privada (AMESP) ofrece trabajo a los policías federales que no quieran formar parte de la Guardia Nacional

La AMESP ve “como una oportunidad la crisis que vive la Policía Federal” ya que los elementos inconformes pueden cubrir espacios que hoy requiere la seguridad privada.

A través de un comunicado la Asociación de empresas privadas plantea que lo más importante es evitar que los elementos que no quieren tomar alguna de las opciones ofrecidas por el gobierno “sean captados por cárteles y organizaciones del crimen organizado”.

La AMESP, asociación que agrupa a las empresas de seguridad privada más importantes de México, señala que cuenta con espacios de trabajo “para personas honestas, con experiencia y capacidad en diversas áreas que integran la seguridad privada”.

La Asociación tiene vacantes de personal para seguridad intramuros en inmuebles e instalaciones estratégicas, servicios de escoltas, monitoreo, manejo de alarmas y cámaras de videovigilancia, traslado de valores, rastreo y protección en el autotransporte, entre otras.

El perfil de los policías federales interesa a la AMESP por la preparación que éstos llevan en la institución en áreas de inteligencia, contrainteligencia, planeación, control de disturbios y manejo de armas. 

Joel Juárez Blanco, presidente de la AMESP, dijo que “sería una lástima que después de varios años de experiencia y capacidad, se perdiera a estos elementos de la Policía Federal”. 

Los interesados en la oferta laboral, subrayó Juárez Blanco, serán sometidos a exámenes minuciosos que prueben su capacidad moral, física y profesional, dependiendo de las plazas de trabajo a las que quieran ingresar.

Tras varios días de protestas por las condiciones laborales ofrecidas en la GN, el pasado martes los policías federales inconformes alcanzaron los primeros acuerdos con la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

Entre los puntos acordados destaca que ningún integrante de la policía será despedido ni se le solicitará su renuncia, por lo que mantendrán su empleo, sueldo, antigüedad y prestaciones. También se acordó que se eliminará el pago de las cuotas diarias de operatividad.

A pesar del acuerdo muchos elementos no están dispuestos en someterse a las pruebas establecidas y formar parte de la Guardia Nacional.