Foto: Especial
Comparando los primeros siete meses de 2018, con los de 2019, hubo un incremento de 548 por ciento en los retornos migratorios, pues durante los primeros siete meses del año pasado la cifra fue de apenas 588 personas

La Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación, en su nuevo esquema, publicó la actualización de extranjeros presentados y devueltos por la autoridad migratoria, donde señala que, entre enero y julio de 2019, Coahuila retornó tres mil 806 migrantes que fueron rechazados de su estancia en México por autoridades del Instituto Nacional de Migración (INM). Una cifra 81 por ciento mayor que la del año pasado.

Comparando los primeros siete meses de 2018, con los de 2019, hubo un incremento de 548 por ciento en los retornos migratorios, pues durante los primeros siete meses del año pasado la cifra fue de apenas 588 personas.

La Unidad indica que el 99.4 por ciento de los migrantes retornados son centroamericanos, de los cuales: 2 mil 712 son hondureños, 626 son guatemaltecos, 393 salvadoreños, 55 nicaragüenses, 7 cubanos, 1 persona dominicana, 3 son colombianos y dos ecuatorianos; también hay registro de siete personas de Estados Unidos.

‘MIGRANTES NECESITAN REFUGIO’

Durante la conmemoración de los nueve años de la Masacre de San Fernando, el padre Pedro Pantoja, asesor religioso de la Casa del Migrante, manifestó que en el mundo actual, las necesidades de los migrantes están basadas en el asilo y en el refugio, y que con los retornos obligados, los migrantes, debido a la situación de violencia que atraviesan en sus países, son condenados a una sentencia de muerte.

“Cuando intervenga Migración, que sea solamente para que, con libertad y decisión muy personal, se les apoye en su regreso a su tierra. Esto tumbaría pues el modelo de estación migratoria, porque en lugar de estación tendría que convertirse en refugio de defensa y protección, no de detención ni tampoco deportación exagerada y obligatoria”, expresó.

‘NO SON RESCATES, SON DETENCIONES’

Por otra parte, criticó que los operativos de la Guardia Nacional y el INM se clasifiquen como “rescates” y no como “detenciones”.

“Es un lenguaje romántico y falso. Ya lo habían dicho durante los años que estuvimos enfrentando al INM; muchos de los delegados o delegadas decían que los ‘aseguraban’ para protegerlos del crimen organizado, fue cuando se dieron suicidios y violaciones a todos ellos. No engañen y no insulten cuando los operativos han sido de detención y persecución, de freno y de expulsión”, dijo.

588 Migrantes retornó Coahuila entre enero y julio de 2018.

3,806 Migrantes retornó Coahuila entre enero y julio de 2019.