Proceden. Informadas las autoridades del hallazgo, un equipo forense se dirigió al lugar ya acordonado, para trabajar.
Fuente extraoficial da cuenta de huellas de bala en el cuerpo; investigan identidad del muerto

ARTEAGA.- Mientras pastoreaban sus ovejas por la carretera que conduce al ejido El Diamante, campesinos del lugar se llevaron el susto de su vida cuando, al percibir un olor fétido, se acercaron y encontraron un cadáver en estado de putrefacción, que ya era devorado por animales.

El reporte de los restos humanos localizados a un lado de la carretera, a la altura del kilómetro 5; se realizó cerca de la 13:45 horas del lunes a las instalaciones de la Policía de Arteaga.

Los oficiales llegaron en pocos minutos a revisar el sitio y confirmar el reporte, al asegurar el cadáver de una persona de entre 35 y 40 años, que ya estaba siendo devorado por los carroñeros.

Personal de Protección Civil de Arteaga acudió también al lugar solamente a confirmar el deceso de la persona, del cual se mencionó de manera preliminar que tenía alrededor de 20 días sin vida, debido al avanzado estado de descomposición.

 

PRESENTA PAR DE ORIFICIOS EN LA CABEZA

Según versiones extraoficiales, el cráneo presenta dos orificios al parecer de arma de fuego: uno en la sien izquierda con salida en la derecha y otro en la nuca, no había identificación alguna y se cree que el cadáver pudo haber sido solo arrojado en la carretera estatal, en el tramo Carbonera-El Diamante.

El brazo y pierna izquierdos estaban ya desprendidos del cuerpo, así como la mano derecha, aparentemente por los animales que se lo estaba comiendo.

PARA LA NECROPSIA

Los restos fueron trasladados a las instalaciones del Hospital Universitario, donde se determinarán las causas del deceso y el tiempo que estuvo en el lugar.

También se tratará de identificar y dar con los familiares del occiso para que reclamen los restos.

Hasta el cierre de esta edición, las autoridades de la Fiscalía no dieron a conocer información oficial del caso.