En la demanda que presentó el pasado 10 de enero Bernardo González Morales, dirigente del Comité Directivo Estatal del Partido Acción Nacional, se indica que en el presunto desfalco se involucró a la familia y los negocios de Gutiérrez Merino

RAMOS ARIZPE, COAH.- Durante la administración de Ricardo Aguirre, Tomás Gutiérrez Merino presuntamente habría desviado fondos mediante el programa “El Despensón”, con el cual habría facturado 69 millones utilizando una empresa fantasma. La bancada de regidores panistas se opuso a que alguien con estos antecedentes sea reinstalado en el puesto por el actual Alcalde.

Aunque ya se encuentra en funciones, como se demostró con el arranque del programa de financiamiento de tinacos, el Cabildo pidió que “Tommy” acudiera con su equipo para presentarse. VANGUARDIA acudió a este acto, pero luego de discutir si se debía o no permitir la entrada a la prensa, los representantes de la ciudadanía votaron por cerrar las puertas.

En la reunión, la bancada panista criticó que la instalación del funcionario no se consultara con los regidores.Nosotros interpretamos el Código, en el artículo 102 en su fracción segunda, en le numeral 5, dice que es facultad del Cabilido, nombrar y recibir los contratos del secretario, el tesorero y demás funcionarios”, aseguró el exalcalde Ernesto Saro Boardman.

Se tienen que aprobar por mayoría simple, se ha hecho con algunos funcionarios, con otros no, en esta presentación nuestro comentario era que en la administración de Ricardo (Aguirre), él ya ocupó este cargo y hubo serios cuestionamientos, específicamente con las despensas. Dos empresas que el representa facturaron casi 70 millones en despensas y no hay constancia de la entrega”, agregó el panista.

En la demanda que presentó el pasado 10 de enero Bernardo González Morales, dirigente del Comité Directivo Estatal del Partido Acción Nacional, se indica que en el presunto desfalco se involucró a la familia y los negocios de Gutiérrez Merino; hasta su chofer fungía como apoderado de una de las empresas que ostentaba domicilio fiscal en una casa abandonada.

No hay evidencia de la entrega de las despensas, ni siquiera del contenido”
Ernesto Saro, exalcalde

“El padrón del ‘Despenzon’ era de 2 mil 500 despensas y se facturaron 7 mil 500 mensuales, y no hay evidencia de la entrega, ni siquiera del contenido”, declaró Saro Boardman, asegurando que ellos lo que buscan “es que las cosas se hagan bien”.

La peor administración que ha tenido Ramos Arizpe ha sido la segunda de Ricardo Aguirre y las pruebas están en la demanda, porque cómo puede ser que Ramos Arizpe esté en los primeros lugares de ingresos y sea el número uno en desequlibro. Es una vergüenza”, dijo molesto.

Nada sabe de la demanda

Cuestionado sobre la opinión de sus opositores, Gutiérrez Merino declaró que el puesto le había sido asignado por el Alcalde y que no tenía conocimiento de la demanda que le adjudican.

“No tengo absolutamente nada, a mí no me ha llegado ningún papel ni nada, cuando me llegue con todo gusto lo podría decir”, comentó el Secretario de Desarrollo Social, agregando sobre las acusaciones que involucran a su familia que “la gente indica muchas cosas, en miles de cosas, pero yo no creo en los rumores de la gente; papelito habla, al momento que tenga uno, hablo”.

Antecedentes

-Tomás Gutiérrez se desempeñó como Secretario de Desarrollo Social en la administración de Ricardo Aguirre.

-Habría facturado 69 mdp en la compra de despesas, utilizando a una empresa fantasma.

-Según el exalcalde Ernesto Saro, no hay constancia de la entrega de las despensas.

-En el desfalco también se involucra a su familia.

-Su chofer figura como dueño de una de sus dos empresas con domicilio fiscal en una casa abandonada.