Foto: Archivo
La OFPC informó que durante la mañana de este lunes, se sostuvo una reunión en conjunto con el subsecretario de derechos humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, donde se acordó establecer la mesa de trabajo que trazará la ruta para estas labores.

Después de 13 años de la tragedia de Pasta de Conchos, la Organización de Familias de Pasta de Conchos logró que las autoridades mexicanas accedan a la recuperación de restos y evidencia de la mina colapsada que en 2006 provocó el deceso de 65 trabajadores mineros en la Región Carbonífera.

La OFPC informó que durante la mañana de este lunes, se sostuvo una reunión en conjunto con el subsecretario de derechos humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, donde se acordó establecer la mesa de trabajo que trazará la ruta para estas labores. 

“Alejandro se comprometió personal e institucionalmente  a establecer la mesa que trazará la ruta para el rescate de los restos”, expresó Cristina Auerbach. La activista detalló que será esta mesa, conjunta con el centro PRODH, donde se desarrollará la propuesta logística, financiera y legal. 

 

 “No es un cheque en blanco, ni un acuerdo de confianza ciega. Esta es la condición que pusimos para buscar una solución amistosa y evitar que le llegue una sentencia al Estado Mexicano, pero el litigio continúa (ante la CIDH). Nosotros dijimos sí a la solución amistosa siempre y cuando se comprometan a recuperar los restos”, dijo la activista Cristina Auerbach.

El acuerdo se realizó frente a 15 de las 58 familias afectadas. “No es que vayan a llegar hoy a escarbar y listo, así no funciona. No hay experiencia en México de un caso como éste”, expresó.

Además, agregó que ya se prevé que Grupo México, operador de la mina colapsada, quiera intervenir para no perder su concesión; sin embargo, rechazar su participación en estas acciones es una de las condiciones, pues tendría conflicto de intereses.