Archivo
Van casi diez años que Diana Iris se integró como uno de los miembros fundadores del colectivo Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila y en México

Han pasado 12 años de la ausencia involuntaria de Daniel Cantú Iris. Su madre, Diana Iris García, dice que ni uno de los cuatro mil 380 días que han transcurrido desde el día de su desaparición han pasado sin extrañar o buscar la sonrisa de su hijo. “Denunciando y exigiendo, buscando incansablemente, qué decir cuando se ha intentado todo”, es como lo resume.

“¡Hoy y siempre me faltas, Dany, mi güero hermoso! Hasta donde te tengan, hasta donde te encuentres, decirte de mil formas que me sigues haciendo falta como el primer día que te arrebataron de mi lado, decirte que te amo con un amor incansable como mi búsqueda, que extraño tu sonrisa y ese abrazo alocado y fuerte”, escribió la miembro de Fuundec a 12 años de aquél 21 de febrero. 

Daniel, quien tenía 23 años cuando su desaparición, envió un mensaje en la mañana diciéndole a Diana, que se trasladaría con su jefe, el marmolero Francisco de León (también desaparecido), a una de las minas en Paredón un poblado del municipio de Ramos Arizpe donde la comunicación se detuvo hasta hoy día sin ninguna respuesta de las autoridades.

“¡Dany, mi güero hermoso! Me faltas cada instante y aunque no he dejado de buscarte, en cada rincón, cada día. El monstruo de la impunidad y la corrupción que impera en este país me ha impedido volver a verte, en estos largos años siguen sin buscarte, porque en realidad no quieren encontrarte, no quieren encontrar a nadie”, escribió Diana Iris durante el año número 11 de su lucha.

Esta mañana, conjunto con diversos colectivos, Diana Iris García le dijo a Alejandro Encinas a la misma hora en que se tienen datos de que Daniel fue desaparecido: “la investigación ha sido cautiva, y ha sido así por los lazos de impunidad”, expresó solicitándole al titular de la Subsecretaría de Derechos Humanos una reunión con otras autoridades, como lo ha exigido a lo largo del tiempo. 

“Ruego al buen Dios me permita saber de ti, tantas cosas guardadas, para contártelas en los sueños con el corazón y el pensamiento, con los detalles que embellecen el relato de las historias almacenadas para no olvidarlas”, agrega en su doceava carta anual.

 

Ante la falta de respuestas, van casi diez años que Diana Iris se integró como uno de los miembros fundadores del colectivo Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila y en México (Fuudec-Fundem), mismos que han logrado establecer el diálogo junto con otros cinco colectivos de desaparecidos frente al Gobierno del Estado, al que han exigido en constantes ocasiones, pasar de los acuerdos a la acción inmediata, pues “cada día cuenta”.

“Doce años buscando respuestas, verdades que siguen cautivas, escondidas bajo el yugo de la impunidad.
Pero no callaré, ni bajaré los brazos, porque sería olvidar que has nacido de mí, te he parido y te he amado aun esperando tu encuentro.
Cómo un homenaje a tu memoria 
Cómo un homenaje a qué el tiempo no borre tu rostro y el olvido jamás llegue… Con todo el amor, Tú madre!”,
 concluye en su carta.