Congreso del Estado de Coahuila / Foto: Vanguardia
La sesión programada para la discusión y aprobación del paquete se canceló a última hora

La discusión y aprobación del paquete económico de Coahuila para el 2019 podría prolongarse hasta el próximo 31 de diciembre, pues aún no existe un acuerdo total respecto a la distribución de recursos, principalmente en las áreas de obra y deuda pública.

Para ayer a las 11:00 horas estaba programada la celebración de una sesión ordinaria, sin embargo se canceló a última hora, pues los grupos parlamentarios siguen discutiendo su contenido.

La diputada María Eugenia Cázares, del PAN, aseguró que una de las cuestiones que se buscan modificar es en lo relativo a la deuda, pues de acuerdo con la propuesta de la Secretaría de Finanzas, de los más de 4 mil millones que se proponen al servicio de la deuda, solo 50 millones irían en pago a capital.

“Lo que estamos buscando es un presupuesto que se ajuste a la realidad, lo más apegado, se ha venido posponiendo el tema esperando que el Congreso de la Unión dictaminara y nos diera las cantidades exactas de Coahuila y ahora nosotros estamos trabajando para darle forma al proyecto del estado”, dijo la también coordinadora de la Comisión de Hacienda.

Por su parte, la diputada Claudia Ramírez, del PRD, detalló que además se busca incrementar el recurso destinado a obra pública, pues la propuesta de Finanzas contempla reducir en más de 800 millones de pesos esa partida respecto al presupuesto del 2018. Dijo que además buscan que se especifique a qué obras y regiones se destinará.

De acuerdo con la legisladora perredista, están a la espera de que la Secretaría de Finanzas revise y avale las propuestas de modificación; la aprobación podría darse el 31 de diciembre, que es la fecha límite.

El diputado Marcelo Torres Cofiño, coordinador del grupo parlamentario del PAN, dijo que no hay prisa y que no aprobaran un presupuesto sin tomar en cuenta todas las variables. Adelantó que habrá cambios al proyecto presentado.