A pesar de romper una sequía de casi 700 minutos sin anotar gol, los escualos vieron caer sus ilusiones tras un autogol para dejar el duelo en empate

Pudo haber sido la noche fantástica para los Tiburones Rojos, pero terminó en la misma historia de siempre.

El cuadro de Veracruz quería aprovechar el mal paso del Cruz Azul para darle a su afición la primera alegría en el Clausura 2019, y terminó siendo un fracaso más que sumar para una terrible administración de Fidel Kuri Grajales como presidente del club, quien sólo ha cosechado un título de Copa MX en el 2016.

Tomada de Twitter

El "Pirata" Fuente fue testigo de un empate por la mínima, que deja la racha en el presente torneo de tres duelos igualados y cinco derrotas, las cuales podrían ser más si no es por la figura de Sebastián Jurado, el jugador más importante en el presente torneo para los de casa.

 

Lo único positivo que hicieron los escualos (si eso se le podría llamar un logro) fue acortar su racha sin anotar, la máxima en un solo torneo, que acabó en 660 minutos, cuando el delantero Kazim Richards remató un centro dentro del área para poner el 1-0 parcial sobre Cruz Azul, quedándose a 76 minutos de igualar la marca histórica de Atlas, en una sumatoria de dos torneos.

Pero, en el puerto están acostumbrados a que nada sean buenas noticias y es que su empate podría propiciar que los veracruzanos desciendan en la jornada 10 de seguir sumando malos resultados, pero al menos, tienen dos fechas para hacer una actuación decorosa y no pagar los 120 millones de pesos que, se dice por ahí, ya están listos para asegurar su plaza en la Primera División de México.

Veracruz inició con felicidad, al menos, la primera parte. A los 29 minutos de transcurrir el juego, el refuerzo directamente de Lobos BUAP, de origen inglés, Colin Kazim-Richards se perfiló al arco de José de Jesús Corona y anotó la primera diana del juego que los llevaría al descanso con la ventaja.

Pero la buena suerte de los escualos terminó y de qué forma. Tras un tiro de esquina de la Máquina Cementera, el balón se estrelló en la pantorrilla del defensa Fabricio Silva y se coló en el arco de Jurado para dejar el 1-1 definitivo.

 

Así, los escualos seguirán en la penúltima posición de la Tabla General con solo tres unidades, mientras que Cruz Azul se queda en la posición número 13 con nueve unidades (mejor diferencia que Puebla) pero en espera a que transcurra toda la Fecha 8 de la competencia.