Foto: Vanguardia/Mayra Franco
Los vientos que azotaron la ciudad provocaron daños dentro del Parque Madero

Las fuertes ráfagas de viento que se han hecho presentes en la región durante los últimos días afectaron algunas áreas del Parque Francisco I. Madero, casa de los Saraperos de Saltillo.

A lo largo y hancho de la ciudad hubo algunos destrozos provocados por las fuertes rachas que, según las autoridades, alcanzaron hasta los 60 kilómetros por hora; el Parque Madero no se salvó.

Algunas lonas publicitarias fueron desprendidas por los vientos, pero los mayores daños fueron la caída de algunas luminarias en diversos sectores del inmueble.

Por fortuna, no hubo reporte de lesionados; sin embargo, esto es otra llamada de atención para las autoridades encargadas del lugar, pues sigue sin verse mejoras en las instalaciones a 3 meses de una nueva campaña de la Liga Mexicana de Beisbol, de la cual los Saraperos de Saltillo tomarán parte.

Todo indica que ya no sólo se trata de pintura, pues la inspección al lugar tendrá que ser mas a fondo para asegurar que la afición no corra peligro, recordando que existen zonas en las que hay cableado eléctirco expuesto, las condiciones de las áreas de los baños no son las mejores y ahora el viento pudo dejar algunas estructuras “tocadas”.