Foto: Efren Maldonado
La historia de dos pequeños salió a la luz esta semana. La primera ocurrió en el centro de Coahuila cuando un menor vio cómo su padre quedó mutilado y la segunda fue una pequeña que vio cómo asesinaron a su papá

La noche del miércoles un migrante salvadoreño fue asesinado a tiros, presuntamente por policías estatales que lo perseguían junto con otros centroamericanos en la colonia San Miguel, tras poner a salvo a un niño de 3 años, según versiones de testigos, en el sur de la ciudad.

Una niña de 8 años vio cómo su papá fue asesinado, informó la Casa del Migrante. “Venían migrantes corriendo con mujeres y niños, policías de la Fiscalía los venían persiguiendo y les iban tirando balazos”, señalaron vecinos.

El miércoles por la noche vecinos informaron que se escucharon gritos pidiendo ayuda, después observaron a personas corriendo por la calle. “Eran policías vestidos de civiles, de esos de la Fiscalía, porque con ellos venía una camioneta negra con los logos de esa corporación”, aseguraron los testigos, quienes por temor a represalias pidieron permanecer en el anonimato.

El hombre aún sin identificar tendría 33 años de edad llevaba una semana en Saltillo, trascendió en una entrevista. 

Estuvo cuando su papá fue mutilado…

El pasado 28 de julio un niño de tres años vio cómo su papá resultó mutilado de un pie cuando intentó subir a “La Bestia”, por lo que fue trasladado de urgencia al Hospital Amparo Pape de Benavides, en Monclova, pero el menor quedó abandonado.

El pequeño de nombre Bayron se quedó solo cuando su padre fue llevado al nosocomio y los demás migrantes se retiraron por temor a ser detenidos y deportados, pese a que el pequeño estaba dormido a un lado de su padre de nombre José Hernández, cuando recibió los primeros auxilios.
 

Ninguna autoridad quería hacerse cargo del menor Elementos de la Policía Municipal, decidieron resguardarlo y llevarlo a las instalaciones de Seguridad Pública Municipal, donde se le dio alimento y ropa.

El niño lamentablemente no pudo ser turnado alguna dependencia como PRONNIF, por ser ilegal, por lo que se dará vista al Instituto Nacional de Migración, para que sean ellos quienes decidan el destino del menor.

Foto: Especial