Cuaresma. El obispo presidió la imposición de ceniza en la Capilla del Santo Cristo. OMAR SAUCEDO
Todos los templos católicos de la ciudad recibieron a decenas de creyentes, quienes acudieron a la imposición de la ceniza

Cientos de católicos acudieron a tomar ceniza ayer miércoles. La primera misa en la Capilla del Santo Cristo la presidió el obispo Raúl Vera, quien quien pidió a la feligresía una conversión profunda.

“El Santo Padre nos sigue llamando a la conversión. Llamó a una rehumanización de la sociedad. Cada día la deshumanización es muy exagerada. Todos los templos católicos de la ciudad recibieron a decenas de creyentes, quienes acudieron a la imposición de la ceniza.

Sobre su próxima renuncia, Raúl Vera señaló que aún no sabe sí el Papa se la aceptará y recordó que los movimientos de lucha que encabezó la Diócesis de Saltillo seguirán, pues los realizó la Iglesia y no un obispo.

SE SUMA DIÓCESIS A PARO DE MUJERES

El obispo Raúl Vera, menciona que no se descontará el día a ninguna mujer que falte a trabajar el próximo 9 de marzo a la Diócesis de Saltillo. 

“No habrá sanciones para las mujeres que falten a trabajar. Por amor de Dios. No sé decir cuántas son pero sí son muchas (…) algo tenemos que hacer porque ya es terrible. Es muy grave la violencia de género”, dijo.

Y agregó: “Desgraciadamente el ritmo del vida en el que nos ha metido el nuevo liberalismo, el nuevo capitalismo liberal es un ritmo frenético. De una voracidad espantosa. El Papa dice que no calcula las dimensiones de deshumanización cuando se proponen a hacer sus megaproyectos y cuando se proponen a ganar dinero”.

Sobre dicha deshumanización, citó ejemplos como el caso el tiroteo del Colegio Cervantes, de Torreón. Aclaró que cuando habla del nuevo liberalismo se refiere al que separa al Estado de las cuestiones económicas.

“Quitaron las cuestiones sociales de la Constitución de 1917. Ya todo eso lo limpiaron nuestros legisladores movidos por el capital”, recordó.