Unión. Inmigrantes legales y ciudadanos protestaron.
Estadounidenses de ascendencia japonesa e indígenas norteamericanos se sumaron a la marcha, cuyos participantes se congregaron frente a un acceso a Fort Sill y bloquearon brevemente una calle de la ciudad

LAWTON, EU.- Más de 100 personas protestaron ayer bajo un calor abrasador afuera de una base del Ejército en Oklahoma contra los planes del gobierno del presidente Donald Trump de mantener en ese lugar  a menores inmigrantes que hayan sido detenidos.

Estadounidenses de ascendencia japonesa e indígenas norteamericanos se sumaron a la marcha, cuyos participantes se congregaron frente a un acceso a Fort Sill y bloquearon brevemente una calle de la ciudad.

El 22 de junio hubo una movilización similar frente a Fort Sill, sitio que el gobierno federal utilizó para albergar a centenares de japoneses y estadounidenses de ascendencia japonesa durante la Segunda Guerra Mundial y a prisioneros apaches de 1894 a 1910.

La Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR, por sus siglas en inglés) anunció planes para retener temporalmente hasta 1 mil 400 niños inmigrantes en la base cercana a Lawton, a unos 130 kilómetros (80 millas) al suroeste de Oklahoma City. Una calle fue cerrada brevemente sin alteración del orden.

2 PROTESTAS acumula Lawton en un mes.