Irresponsabilidad. La ONU Hábitat detectó que en Coahuila hay un desarrollo inmobiliario que no está resolviendo la desigualdad social debido a la falta de regulación.
Al no considerar el impacto en el uso de suelo, los terrenos resultaron inundables y las casas perdieron su valor: ONU Hábitat
La realidad es que la construcción de viviendas actual son modelos rebasados, teorías y paradigmas que han contribuido mucho a la desigualdad social”.
Eduardo López Moreno, director de ONU Hábitat para México.

En Coahuila, 9 de cada 10 viviendas fueron construidas sin tomar en cuenta el impacto de uso de suelo y que resultaron terrenos inundables, señaló Eduardo López Moreno, director de ONU Hábitat para México.

Detalló que al ignorar ese factor, el piso se hundió y la casa se deterioró, pero lo más grave es que el propietario llegó a pagar un millón de pesos por la vivienda cuyo valor se depreció hasta los 500 mil pesos por las malas condiciones.

La entidad también ocupa el sexto lugar en vivienda abandonada del Infonavit debido a la irresponsabilidad de quienes intervienen en el tema del financiamiento, la construcción de casas de interés social y cartera vencida; en total hay en Coahuila 14 mil viviendas de este tipo.

El director de ONU Hábitat indicó que a ello se suma que muchas fueron edificadas a 10 y 15 kilómetros de distancia de la ciudad, sin contar con servicio de transporte, agua potable y drenaje, ni escuelas, centros de salud, ni vigilancia.

López Moreno indicó que ello se debió a un desarrollo inmobiliario de negocios incontrolado, sobre todo en la periferia, pero “un crecimiento que nunca traerá desarrollo en índices urbano”.

“La realidad es que la construcción de viviendas actual son modelos rebasados, teorías y paradigmas que han contribuido mucho a la desigualdad social.

“Son algo similar al modelo al que estamos planteando ahora que es un urbanismo de negocios que es la idea muy formal de la ciudad, la arquitectura bonita, pero la realidad es que no están respondiendo a la desigualdad de México que es la pobreza, atender el cambio climático, y es necesario atender las desigualdades regionales y las universidades deberían de posesionarse en esos factores”, detalló el director de ONU Hábitat.

CONSECUENCIAS

Hasta 1 millón de pesos llegaron a pagar los propietarios por viviendas en predios inadecuados.

Las casas llegaron a devaluarse hasta los 500 mil pesos porque se deterioraron.

Hay fraccionamientos que fueron desarrollados hasta a 15 kilómetros de distancia de la ciudad.

Carecen de servicio de transporte, agua potable y drenaje. Tampoco tienen escuelas, centros de salud, ni vigilancia.

Ideas. Ayer se desarrolló un foro sobre la vivienda organizado por el Gobierno Federal y estatal.