Foto: tomada de internet
Trabajadores tendrán la opción de diferir sus pagos de abril y mayo en caso de no poder realizarlos debido a la contingencia. Además, cuentan con protección a su crédito, que cubre hasta seis mensualidades en caso de despido.

El Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores (Fonacot) implementó el Plan de Alivio para ayudar a las personas cuyos ingresos se han visto afectados por la contingencia de coronavirus y no pueden cubrir sus pagos.

Actualmente, un 1 millón 423 mil 952 empleados cuentan con un crédito y podrían beneficiarse de estas medidas. 

El plan contempla tres principales:

1) Diferir al final del plazo del crédito las mensualidades de abril y mayo en caso de no poder pagar, sin que se generen costos adicionales. Además, se les considerará personas al corriente y no se verán afectadas a futuro.

2) La colaboración con las empresas afiliadas para que las reducciones de sueldo no superen el 20% de las percepciones o el 10% si se trata del salario mínimo. Se les disminuirá el mismo porcentaje en los pagos al Fonacot.

3) En caso de despido, se activará el beneficio de protección del crédito, el cual cubre hasta seis mensualidades.

“Estamos atentos a las necesidades de aquellos trabajadores que perdieron su empleo y los orientamos sobre cómo pueden acceder a este mecanismo de protección que fue pensado y mejorado en beneficio de todos ellos”, expresó el organismo. 

Está considerado como salario los pagos en efectivo por cuota diaria, gratificaciones, percepciones, habitación, primas, comisiones, prestaciones en especie y cualquier otra cantidad o prestación que se entregue al empleado.  

“El historial crediticio con el Instituto no se verá afectado por el aplazamiento  de estas mensualidades, por lo que quienes accedan a este beneficio podrán tramitar un crédito nuevo sin inconveniente, ya que tampoco se reportará la falta de pago de estos dos meses ante el buró de crédito”, aseguró el director Alberto Ortiz Bolaños.

Para poder acceder al Plan de Alivio tanto empleados como empresas deberán informar al Fonacot sobre cualquier cambio en los salarios. En el caso de los centros trabajo, será por escrito y en un plazo no mayor a cinco días hábiles. La institución también pide a los trabajadores mantener comunicación con el departamento recursos humanos, por cualquier otra situación que les impida o dificulte hacer los pagos.

Las oficinas de Fonacot se encuentran cerradas por la contingencia, pero siguen activos sus servicios por internet. Allí los clientes podrán consultar qué empresas están afiliadas, cuánto deben de su crédito, solicitar estados de cuenta y detalles de movimiento, y generar referencias bancarias para el pago de créditos y préstamos.

Si requieres mayor información, puedes comunicarte a través de su sitio web o por el teléfono 800 366 22 68, opción 3.