Foto: Archivo para ilustrar
Idalia asegura que tiene testigos de que la “teacher” Guadalupe castiga constantemente a la niña de seis años; la deja sin recreo y la agrede verbalmente, por ello hace un llamado al área jurídica de la Secretaría de Educación

RAMOS ARIZPE, COAH.- Una madre de familia de la primaria Eufrasio Sandoval denunció que su hija de 6 años ha sido agredida en constantes ocasiones por su “teacher”, sin embargo, al interponer su queja en la dirección del plantel se le negó el apoyo y le recomendaron cambiar a sus tres hijos de la institución.

Yesenia Olacio Barboza, madre de la menor, mencionó a VANGUARDIA que hace algunos días su hija más pequeña llamada Tania solicitó a su maestra ir al baño, a lo que se negó la encargada del grupo, por lo que la niña finalmente mojó su ropa.

Aunque el hecho fue a las 16:30 horas, no fue hasta las 18:20 que salió de clases cuando la madre se percató de la situación, al acudir a recogerla.

“Fui con el director, le expliqué el problema, me dice que vaya en dos días más y lo vemos, pero hasta que salgan de clases, pasaron los días y al hablar el director con ella (la maestra de inglés) él dice que ella no recuerda porque son muchos alumnos, pero por muchos que sean te acuerdas de las caras, dije. Mire, nada más quiero que no vuelva a suceder y que no la vayan a agarrar de encargo a mi hija”, agrega la madre de familia.

Este miércoles acudió por la niña y ella comenzó a contarle a su madre que la maestra le quitó una hoja de la papelería, misma que ya tenía dentro de su mochila, no todo quedó ahí, pues la menor asegura que la maestra de inglés la jaló del cabello y la insultó.

“Dice mi hija que la maestra le checó la mochila: le sacó la hoja, además la levantó de los cabellos, entonces le pregunté a mi hija y dice que no es la primera vez que lo hace, que al jalarle el cabello le dice que es burra y tonta”, agrega indignada la mujer.

“Yo necesito una solución porque la niña no quiere ir a la escuela, pero el director me dice que él ya habló con la maestra Lupita y dice que no es cierto”, dice.

Idalia asegura que tiene testigos de que la “teacher” Guadalupe castiga constantemente a la niña de seis años; la deja sin recreo, la agrede verbalmente, por ello hace un llamado al área jurídica de la Secretaría de Educación.