En 1999 se autorizaron los permisos de construcción; la Comisión de Derechos Humanos del Estado pide al Ayuntamiento garantizar de inmediato la seguridad de las personas

Algunas familias que llegaron en 1999 a estrenar sus casas que fueron construidas en una zona con una falla geológica, aún sufren las consecuencias del problema, que en dos décadas, no les ha sido solucionado por las distintas administraciones de Ramos Arizpe.

Ante el peligro de derrumbe, la mayoría de los ocupantes de 154 inmuebles dañados dejaron su patrimonio y esos espacios ya han sido ocupados por paracaidistas, quienes ahora están en riesgo.

De acuerdo con los expedientes, otros 800 habitantes de las áreas afectadas también estaban expuestos al peligro, por lo que algunos han optado por dejar sus casas. Según las denuncias, las colonias con inmuebles dañados son Balcones de Santa Fe, Manantiales del Valle, Guanajuato y Misiones de Manantiales, ubicadas cerca del límite con Saltillo. Los vecinos que permanecen en el sector y que durante 20 años han padecido el problema se quejan de la falta de respuesta de las autoridades.

“El asunto está muy manoseado. Tenemos cuatro o cinco años presentando más fuerte esta misma problemática, y la gente seguimos igual. En mi cochera barría y el agua se iba para en medio, se iba hundiendo hasta que llegué a ver 8 centímetros de hundimiento.

“Construí, malamente, una recámara, siendo el tercer piso que le he puesto; la tercera vez me le pusieron incluso malla y aún así permanece la situación”, lamenta Guadalupe García, propietaria desde hace 20 años.

En las calles donde atraviesa la falla de forma diagonal, se observan baches en los que hay fracturas al vacío parecidas a las de un socavón, y en las estructuras de las casas, se acentúan las cuarteaduras, y otras tienen separaciones de la banqueta.

García manifestó que hace cuatro años la constructora les dio 5 millones de pesos para reajustes de vivienda y reubicaciones, mismos que fueron entregados a María Moncada, una de las personas que tomaron el liderazgo de los quejosos.

La vecina denunció que Moncada sólo reubicó a cinco personas, cuyas casas no habían sido catalogadas como pérdida total, ni tampoco acreditaban la liquidación de la vivienda por completo como otras que acreditó el Infonavit.

“Esta partida que dio Ruba, fue porque nos querían comprar las casas en 130 mil pesos cuando ya habían sido liquidadas por nosotros. ¿Qué íbamos a hacer con 5 millones? Entonces fue por eso que se dio la partida”, expresó García.

Por su parte, la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Coahuila, emitió una recomendación contra la Presidencia de Ramos Arizpe, por no atender la situación de cuatro colonias que están en riesgo a causa de una falla geológica.

La recomendación 41/2019 se debe a la queja de una asociación civil en representación de los vecinos, quienes en sus viviendas tienen daños estructurales, hongos, hundimientos y  tienen fallas en los servicios básicos.

La postura de derechos humanos
Las bases de la recomendación de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Coahuila.

- Violación al artículo 157 de la Ley de Asentamientos Urbanos y Desarrollo Urbano del Estado, donde se imposibilita establecer colonias en lugares no aptos para el desarrollo, insalubres e inundables.

- Violación al derecho a la legalidad y a la seguridad jurídica en ejercicio indebido de la función pública.

- Violación a los derechos sociales de ejercicio individual en su modalidad de violación al derecho a la vivienda.

- La CDHEC solicitó que se garantice la seguridad de los habitantes de dichas colonias.