Archivo
De igual manera, confirmó su evaluación del riesgo de transferencia y convertibilidad (T&C) para México en ‘A+’.

CDMX.- La calificadora Standard & Poor’s (S&P) revisó a “negativa” desde “estable” la perspectiva de las calificaciones de largo plazo de México y advirtió que en los próximos 24 meses podría bajar la calificación crediticia del país si el nivel de deuda del Gobierno Federal o la carga de intereses tiene un deterioro superior, lo que aumenta la vulnerabilidad de las finanzas públicas de México ante los choques adversos.

A pesar del cambio en la perspectiva, la agencia mantuvo las calificaciones de México en ‘BBB+’ y ‘A-2’ en largo plazo y corto plazo, respectivamente.

De igual manera, confirmó su evaluación del riesgo de transferencia y convertibilidad (T&C) para México en ‘A+’.

La deuda neta federal creció a 42% del PIB 2015, y esperamos que llegue a 45% en 2016 y a 47%-48% en 2018-2019. En 2005 el índice de deuda era sólo 28% del PIB.

Cambia Moody’s nota de bancos mexicanos de estable a negativa
Moody’s modificó de estable a negativa la perspectiva de solvencia del sistema bancario mexicano ante expectativa de que los préstamos en riesgo sigan al alza debido a la débil actividad económica.

A la par de la desaceleración de la economía, las presiones fiscales del Gobierno pueden eventualmente reducir su capacidad para apoyar a la banca en México en periodos de presión financiera, dijo Moody’s en un reporte.

La economía mexicana rompió en el segundo trimestre de este año una racha de once trimestres consecutivos de crecimiento, con un decrecimiento de 0.2%, respecto enero-marzo previos.

El Gobierno redujo a un rango de entre 2.0 y 2.6% su previsión del PIB para este año, inferior al de 2.2  a 3.2% anterior.

“La combinación de bajos petroprecios, alza de las tasas, la fuerte depreciación del peso y el crecimiento menor al esperado de Estados Unidos han afectado las expectativas de un mejor desempeño económico e inclinaron la balanza de riesgos y oportunidades para el sistema bancario al lado negativo”, consideró la firma calificadora. 

Con información de agencias