Foto: Cortesía
No se va el presidente sin probar cabrito

Varios presidentes han probado la comida de los Cárdenas Cantú y Andrés Manuel López Obrador no fue la excepción, en su visita a Saltillo, no se fue sin antes comer el tradicional cabrito y el lugar que visitó fue el Restaurante Mesón Principal.

En sus redes sociales, Juan Ramón Cárdenas comentaba “De los grandes satisfacciones que da nuestro trabajo, conocer y atender grandes personalidades, el día de hoy al Presidente de México Andrés Manuel López Obrador. Con el equipo que me toca dirigir, he tenido el gran honor de atender 5 presidentes en funciones desde Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón, Peña Nieto y AMLO. Mi señor Padre (QEPD) le tocó atender a Miguel de la Madrid y a Salinas de Gortari”.

En la visita no faltó la venta de recuerdos. Foto: Marco Medina

En la planta de Peñoles en Ramos Arizpe, Juan Ramón Cárdenas le tenía preparado un banquete que consistía en carne asada con arrachera y rib eye, nopalitos fritos, frijoles puercos, enchiladas de queso queso y sopes de chicharrón, pero por motivos de agenda ya no se quedó.

En El Mesón Principal, Braulio Cárdenas Cantú comentó que a López Obrador le sirvieron un cabrito porque “él no es de botanas o cosas por el estilo, puro cabrito”, asimismo le gusta estar al aire libre, por lo que come en la terraza que se acondiciono por la entrada.

“Siempre es muy medido, muy reservado, muy parco en sus consumos, muy afable en el trato con la gente que se acerca, muy dispuesto a las fotos, pero eso sí, una vez que termina de comer. En esta ocasión fue acompañado por el gobernador, Miguel Angel Riquelme.