Harold Martin Tecnologías de México ocupará en Ramos Arizpe la planta donde anteriormente operaba Global Flock. / Omar Saucedo
Inversión inicial apunta a superar los 10 millones de dólares y por lo pronto a dar empleo a entre 200 y 250 trabajadores

De manteles largos se encuentra CINSA, la compañía fundada por don Isidro López Zertuche celebró su 90 aniversario, fue la empresa que se convirtió en la semilla de lo que es hoy Grupo Industrial Saltillo, una compañía cuya presencia se tiene en siete países.

En la ceremonia de aniversario participaron el presidente del Consejo de Administración del GIS, Juan Carlos López Villarreal, el director de Relaciones Institucionales del GIS, Ricardo Sandoval Garza, el director general de CINSA, Raúl Velasco, el secretario general del Sindicato de CINSA, José Ruiz y la Fundadora, la prensa que con crédito se adquirió en 1928 en Michigan y que dio pie a la nueva compañía.

López Villarreal comentó que este viaje de 90 años de CINSA, inició en 1928 cuando don Isidro que contaba ya con una ferretera vio que uno de los productos que más se vendían eran los de aluminio, pero no los podía conseguir, por ello, partió a Michigan a comprar una prensa a crédito, 20 días fue lo que tardó en lograr que se la vendieran y en el tren viajo con ella para cuidarla.

Al llegar a Saltillo, la prensa llegó primero a la ferretera ubicada en la calle de Zaragoza, pero la primer cacerola no le salió a la primera, sino hasta después de varios meses, luego en los años 30´s cuando empezó a escasear el aluminio, cambian al acero vetrificado y empieza el peltre, que hoy es conocido en México y en muchas partes del mundo.

Pero en esa aventura, también hay circunstancias difíciles como en los años 70´s cuando las condiciones laborales se complicaron y llevó a un nuevo modelo laboral, pero también existieron crisis como las de 1976, 1982, 1994 y 2008.

En estos 90 años dijo ha habido una gran cantidad de aprendizaje y muchos de los valores que hoy tiene explícitos la compañía, como son la colaboración, la sencillez, la honradez, son valores que siempre han estado inmersos, han permeado y han hecho capaz el sobrevivir no solo 90 años, sino también tener presencia no solo en México, sino en varios continentes y países.

Este viaje de 90 años dijo lo han acompañado tres generaciones y la cuarta y quinta vienen empujando bastante fuerte y el Consejo de Administración señaló que está muy orgulloso de directivos, colaboradores porque esas generaciones tuvieron la capacidad de adaptarse, sobrevivir y salir adelante.

A su vez, Sandoval Garza indicó que la Compañía Industrial del Norte S.A, es decir, CINSA, es la empresa que ha visto crecer al Grupo Industrial Saltillo durante muchos años, pero más allá del éxito de las empresas que forjó y dirigió don Isidro López Zertuche, está el sentido humano que busca el desarrollo y crecimiento de sus colaboradores en un ambiente sano y justo.

“Un merecido reconocimiento a todos ustedes que día a día ponen su compromiso, empeño y dedicación para fabricar los mejores productos para las cocinas y mesas de México y de muchas partes del mundo. Siéntanse orgullosos, en la mayoría de los hogares mexicanos hay un pedacito de su trabajo y dedicación, en más del a mitad de los hogares mexicanos van a encontrar un producto que salió de esta puerta”, dijo.

Por su parte, el director general de CINSA, Raúl Velasco señaló “nacimos y somos símbolo de una dinastía industrial, una de las más importantes del país, con la mayor tradición empresarial y social en el Estado, estamos aquí gracias a un emprendedor, don Isidro López que empezó aquí  con un sueño”.

Reconocen dijo que tuvieron altas y bajas, éxitos, aprendizajes, crisis y expansiones para la consolidación de lo que hoy es Grupo Industrial Saltillo, una empresa global con un futuro provisorio que le espera en muchas partes del mundo en siete países.

Finalmente el secretario general de CINSA, comentó que muchos son parte de la empresa desde hace muchos años, algunos desde hace 40 años y en ese tiempo les ha tocado ver cómo ha crecido, están contentos de laborar aquí porque tienen la oportunidad de dialogar con la empresa y tienen las condiciones para crecer como personas a través de la capacitación, además de contar con el apoyo de los menores de vida, para sentirse bien y trabajar con más ganas.