Visibilizan. Las estudiantes denunciaron todo tipo de agresiones de género en su contra desde ser exhibidas en redes hasta violaciones. / Especial
Se da a conocer que además se crean grupos para compartir ‘packs’ sin consentimiento; alistan poner demanda

Una violación, un intento de violación, dos abusos sexuales y una amenaza de muerte, además de un grupo de en el que comparten fotografías íntimas de otras alumnas fueron descubiertas en una actividad realizadas en la Facultad de Jurisprudencia de la UAdeC en el Día Internacional de la Mujer.

El pasado jueves un grupo de 15 alumnas se organizó para colocar una casilla de denuncias y con los hashtag #DenunciaEnCasilla y #SalYDenuncia llamaron a sus compañeros a exponer actos de violencia.

Mediante un formato, los alumnos entraban a la casilla y marcaban si han sido víctimas de discriminación, hostigamiento sexual, acoso sexual, abuso sexual, violación a la privacidad y/o violación sexual en la universidad, además indicaban la frecuencia y si el abusador fue un catedrático, administrativo, compañero o alumno.

La casilla fue abierta en presencia un catedrático experto en derechos humanos y violencia de género. Participaron 36 personas, la categoría de violencia más alta fue el hostigamiento sexual, 20 personas señalaron haberlo sufrido y mayormente se señaló a un compañero como responsable.

“X me acosó todos los días, le enseñó mis fotos íntimas a X. Me llama zorra y perra (…) además de que todos los días se me insinúa y me toca inapropiadamente y me difama con su círculo social’’, decía una de las denuncias a las que VANGUARDIA tuvo acceso.

 

En segundo y tercer grado, con once y diez señalamientos, los participantes indicaron haber sufrido violación a la privacidad —expusieron sus fotografías íntimas— o haber sufrido acoso sexual.

“Me acosó sexualmente además de llamarme puta y zorra… creó el grupo de Ubi-packs donde pasaron imágenes íntimas mías”, indicaba una de las denuncias y esto fue confirmado por una de las organizadoras quien indicó: “Existe un grupo de Whatsapp de todos los compañeros hombres de la escuela en donde pasan fotos de compañeras y de actrices porno”.

En cuarto posición, cinco personas dijeron haber sufrido de discriminación. Una de ellas señaló: “Mi compañero (X) hace mención a comentarios hirientes a compañeras y a mí. Como: las mujeres van en la cocina, me ha gritado enfrente de compañeros, he recibido amenazas por su parte”.

El sondeo recogió que dos personas fueron víctimas de abuso sexual, a una más la intentaron violar y en un caso la violación si fue consumada. “Hace aproximadamente un año y medio, durante un periodo cercano a 3 meses, recibí acoso, amenazas de violación y de muerte de parte de (X)”, escribió una de las denunciantes.

Sobre los ofensores los más señalados fueron los compañeros de clase y en segundo lugar otros alumnos, sin embargo seis denunciantes apuntaron a catedráticos y tres a personal administrativo.

 

Archivo

Una persona allegada a la iniciativa, que prefirió mantenerse en el anonimato, indicó que ante el apoyo que las víctimas sintieron con el movimiento están buscando buscan judicializar sus casos.

“Lo impresionante es que es hacia la misma persona. Cuando existe esta cultura de la denuncia se motiva más y más. Nosotros no creímos que fueran a ser tantas denuncias, incluso llegamos a pensar que lo iban a tomar a broma”, comentó la alumna de jurisprudencia.

Los resultados serán presentados hoy a Francisco Luis Yáñez, director de la Facultad de Jurisprudencia y a Katy Salinas Pérez, titular del Instituto Coahuilense, quien también impartió clases en la institución.

“Todo esto se hizo con el propósito de saber cómo está la escuela en el tema de violencia de género y justamente mañana pondremos los resultados en las pantallas de la escuela, en los grupos de los salones y en la página de la sociedad de alumnos en facebook, tabloides pizarrones, sin nombre”, indicó la promotora de la iniciativa quien agregó que hoy también será replicada en la Facultad de Piscología.