Tristeza. En Capillas Renacimiento fue oficiada una misa en memoria de Andresito. Foto: José Reyes
Confirma Protección Civil que el lugar no contaba con ningún tipo de permiso ni licencia

La Aldea Mágica Jonajoa”, donde este miércoles falleció Andrés, un niño de cinco años que tomaba un curso de verano, funcionaba de manera clandestina en un domicilio particular y obviamente no contaba con las licencias ni permisos requeridos, informó Héctor Gutiérrez.

Los propietarios de la finca intentaron eludir su responsabilidad, al alegar que se trataba de actividades privadas en una propiedad particular, sin embargo, las autoridades confirmaron que sí se estaba ofreciendo el servicio por el que se cobraba a los padres.

El director de Protección Civil de Saltillo indicó que el lugar fue clausurado, además de que el expediente del caso fue turnado a un juez municipal para que determine la sanción que se aplicará.

“No tenía ningún tipo de permiso, era una casa habilitada como un campamento ofreciendo un servicio, pero no tenía ningún permiso, ningún trámite, ninguna demostración de que la gente estuviera capacitada.

“No tenía ningún señalamiento, absolutamente nada, por eso se clausuró, ahorita ya no puede funcionar; es una casa particular, por eso es que lo tenía de manera clandestina, no se podía detectar”, recalcó Gutiérrez.

El responsable de la protección civil en el municipio dijo que el lugar aparentaba ser una finca de venta de nuez. “Ahí el único anuncio que había era de venta de nuez, no habla de colegio, ni de campamento ni de nada y alegaban que era una casa particular, sin embargo, estaban ofreciendo un servicio”, destacó Gutiérrez.

“Además de la clausura por parte de Protección Civil, yo tengo que turnar el expediente al juzgado municipal para que determine a qué tipo de sanción se hacen acreedores”, indicó.

Gutiérrez negó que el campamento haya estado funcionando en las instalaciones del Colegio Othli, como se señaló en redes sociales desde ayer.

“No, no era el colegio, no estaba en el colegio que se menciona”, respondió el director de Protección Civil municipal.

Nada ‘mágica’

El pasado martes falleció un menor en la “Aldea Mágica Jonajoa”.

Tenía actividades en un domicilio particular.

Descartan que haya estado funcionando en el Colegio Othli.

Los propietarios afirmaron que se trataba de actividades privadas en un domicilio particular.

Se confirmó que sí ofrecía el servicio de “campamento”, por el que cobraba a los padres de familia.

Despiden con aplausos a Andresito

Un adiós entre aplausos dieron ayer a Andresito, el niño de 5 años que falleció cuando nadaba en una alberca, durante las actividades de un campamento de verano en una finca de La Aurora.

Familiares y amigos de la familia acudieron a las Capillas Renacimiento, donde fue la velación y ofrecida una misa en la que se congregaron unas 200 personas para externar el pésame a Gabriela Zárate Sánchez, mamá de Andrés, cuyo cuerpo fue cremado.

Los hechos donde perdió la vida el niño sucedieron el pasado miércoles cuando participaba en las actividades del curso de verano “La Aldea Mágica Jonajoa”, realizado en una propiedad particular ubicada en el sector de La Aurora.

Compañeritos de escuela y sus papás, familiares y amigos, acudieron muchos vestidos de blanco y con rosas del mismo color, que ofrendaron y dejaron junto a un retrato del niño fallecido, que lucía a un lado de ataúd de madera donde también fueron colocados una cachucha, un balón y un peluche que pertenecieron al niño.

“No estemos tristes, finalmente el niño nos dio mucha alegría el tiempo que estuvo entre nosotros. Él no se fue, se va a quedar en los corazones de todos”, expuso uno de los tíos de Andrés al finalizar la ceremonia religiosa.