A salvo. El hombre no requirió ser trasladado a un hospital, aunque él y su pareja recibirán atención para solucionar sus problemas que lo llevaron a intentar quitarse la vida.
Cansado de los problemas, un hombre decide colgarse en el baño de su casa; hace algunos años también quiso matarse

Elizabeth entró a su domicilio en la colonia Lomas de Zapalinamé, llegó buscando a su esposo pero no lo encontraba, al entrar al baño lo descubrió ahí colgado en la regadera.

Rápidamente como pudo lo bajó, y aún estaba algo consciente. Es la segunda ocasión que lo intenta, la primera fue hace cuatro años por problemas que vienen arrastrado desde hace tiempo.

Fue a las 10:30 de la mañana de ayer, cuando la mujer llamó a su suegra para que fuera a su casa y que la ayudara con el hombre de 34 años para llevarlo a un hospital; al parecer estaba bajo los influjos del alcohol y no podía ella sola con él.

La madre de quien quiso quitarse la vida ahorcándose, llamó al Sistema de Emergencias 911 y al lugar se trasladaron elementos de la Policía Municipal para tomar conocimiento, cuando llegaron el hombre ya estaba un poco más tranquilo y estaba consciente, así que no fue necesario llevarlo a un hospital.

De estos hechos también tomó conocimiento la Fiscalía General del Estado (FGE), para turnar el caso a la autoridad competente y que la pareja reciba asesoría para que puedan solucionar sus problemas.

 

Buscan prevenir

El pasado 13 de marzo, el Congreso local aprobó la creación de la Ley de Prevención del Suicido, con el objetivo de erradicar las cifras de esas muertes, que el año pasado ascendió a alrededor de 250 en todo el estado.

Con esta ley, todas las instituciones que brinden seguridad social están obligadas a brindar cobertura asistencial de emergencia a las personas que hayan intentado suicidarse y a sus familias.