Atienden. El hombre de la tercera edad fue atendido por paramédicos de la Cruz Roja, pues entre las lesiones que le causó su hijo se encontraba una cortada en la oreja izquierda.
Tras perder en una pelea callejera, un hijo fue a la humilde casa de su progenitor para descargar su furia

Frustrado por salir perdiendo en una pelea callejera, Miguel Martínez Jiménez, de 31 años, llegó al domicilio de su padre a descargar su furia contra él, quien terminó con su oreja izquierda cortada, además de varios golpes.

A las 10 de la mañana de ayer, personal de la Policía Municipal acudió a Emiliano Zapata y División del Norte, en la colonia Rubén Jaramillo, donde se informaba de un hombre golpeando a otro de la tercera edad, y que éste ya se encontraba sangrando.

Los oficiales detuvieron a Miguel, quien había descargado su ira en contra de quien fue identificado como su padre, Antonio Martínez Torres, 68 años, quien tiene su domicilio en un tejaban justo en la esquina de las calles mencionadas a las orillas de un arroyo. 

Salvan. La víctima vive en una casa humilde en la colonia Rubén Jaramillo, a donde acudieron policías en su auxilio. Foto: Vanguardia/Ulises Martínez

El agraviado manifestó que llegó su hijo, quien vive en la calle, tomando todos los días y drogándose con lo que puede conseguir, y comenzó a tocar la puerta y una vez que abrió comenzó a lanzarle golpes. 

Después, con un objeto punzo cortante le causo una lesión en su oreja izquierda la cual iba desde la parte trasera de la oreja pasando por está cortándole y dejando colgado el lóbulo de ese lado.

Personal de la Cruz Roja arribó de inmediato al lugar al ser solicitados, atendieron al hombre quien fue llevado a las instalaciones de la institución, donde se le realizaría la costura de la lesión para que posteriormente fuera a interponer la denuncia correspondiente.