Foto: Jetza Múzquiz
En aparente estado de ebriedad entraron al lugar y tomaron algunos productos que no quisieron pagar

Por más de dos horas se vivió una situación de riesgo y tensión entre las autoridades municipales y dos presuntos delincuentes, los cuales tomaron de rehén una niña, que era su familiar.

Los sujetos ingresaron a la tienda 7-Eleven ubicada en una gasolinera de las calles Avenida 20 y el bulevar Antonio Cárdenas, donde ingresaron los dos sospechosos simulando ser clientes, pero se llevaron cosas sin pagar.

 

AGREDEN A POLICÍAS

La unidad M1511 de la Policía Municipal se encontraba más próxima, por lo que los oficiales se trasladaron para intentar detenerlos. Pero los dos hombres se resistieron al arresto y, en un intento por escapar, subieron a su auto y se atrincheraron con una niña.

NO RAZONABAN

Ni los argumentos de los familiares de los sospechosos ayudaron a que entraran en razón. Finalmente, mediante la negociación, los hombres abrieron la puerta para dejar entrar a un comandante de la Policía, quien logró que hubiera un espacio para salvar a la niña y someter a los dos hombres, poniendo fin a la situación de riesgo.