Foto: Especial
Un gran número de personas tuvieron contratiempos tanto en las instalaciones de la Torre Saltillo como en las bodegas del Gobierno del Estado por fallas en el sistema

Ante la problemática que se viene arrastrando desde diciembre en el trámite de la licencia de conducir, los automovilistas que cuentan con el permiso vencido se encuentran desamparados, pues en caso de accidente no pueden respaldarse con las aseguradoras, ante la falta del documento que los acredite como conductores.

Ayer de nueva cuenta, decenas de personas tuvieron contratiempos tanto en las instalaciones de la Torre Saltillo como en las bodegas del Gobierno del Estado por fallas en el sistema.

En su mayoría, las empresas aseguradoras exigen cumplir con el permiso de conducir vigente, lo que deja propenso a que en caso de algún accidente, queden desamparados, sin poder hacer uso de la cobertura.

 

Los más afectados son los taxistas y transportistas, que en su mayoría, se encuentran con la cobertura de Afirme, empresa que no procede a la cobertura, en caso de no contar con la licencia física y vigente.

CHUBB, antes ABA Seguros, no solicita el permiso de conducir, únicamente comprobar la mayoría de edad de la persona conductora, sin embargo el Reglamento de Tránsito Municipal de Saltillo, en el artículo 49, señala la obligación de portar la licencia.

“El conductor de un vehículo automotor deberá obtener y llevar consigo la licencia o permiso respectivo vigentes para conducirlo. Se considerará como falta de licencia, el documento que se encuentra no vigente”, dice la norma local. 

En su artículo 50, el Reglamento Municipal, puntualiza que en caso de que el conductor maneje el vehículo sin permiso para conducir, se procederá a retirar de circulación la unidad, y será remolcada a un corralón, donde esperará a que el responsable salde la deuda de la multa, y los gastos de arrastre generados.