Piden ayudarlo. Hace un año don Ramón veló solo a su esposa. Foto: Archivo
El estado de Don Ramón es grave y necesita donadores de cualquier tipo de sangre para una cirugía; además es el único sostén de su hijo con discapacidad

El uno de febrero de 2018 una noticia estremeció a los saltillenses, don Ramón velaba solo a su esposa, por lo que muchas personas y hasta policías municipales fueron a darle el pésame y se ofrecieron a ayudarlo con los gastos funerarios.

Ahora la historia se repite.

Don Ramón llegó a la clínica del ISSSTE el sábado por la mañana, después de presentar sangrado en el vómito y en las heces. Espera que se le realice una endoscopia.

Los cuidados los sobrelleva la activista Sandra Pineda, quién fue de las primeras personas quien ayudó a Don Ramón en la muerte de su esposa.

La historia se complica pues el matrimonio de la tercera edad tiene un hijo con discapacidad intelectual del que se hacía cargo Don Ramón.

Según Sandra, el estado de Don Ramón es grave y los médicos no han dado un diagnostico concreto. Esperan los resultados de la endoscopía para poder conocer el padecimiento. 

Ahora el hombre necesita donadores de cualquier tipo de sangre para la cirugía. Espera que la ciudad de Saltillo se vuelva a unir para ayudar.