Olvidó las buenas formas, supongo es por el hartazgo con dosis de impotencia, ha sido su peor año, han sido sus peores meses y la gota que derramó el vaso fue la invitación a los Pinos de un fascista. Su Cuarto Informe enmarcado en una frase con optimismo exacerbado ha quedado superado por un dólar imposible, una violencia desbordada y una aprobación de menos de 18 mexicanos por cada 100. “Las cosas buenas casi no se cuentan, pero cuentan mucho” fracasó, quedó como una anécdota cruel como el mejor humor negro, el más fino. ¿Qué aliados le quedan? ¿cuántos creen en su gobierno, en sus cambios de gabinete?

La marca de la Casa Blanca lo persigue, el Sistema Nacional Anticorrupción será coordinado por una procuradora que se le fugaron dos exgobernadores, y hasta su tesis —hecha en esa edad de formación cuando despegaba en su carrera política— es un plagio. De pronto su más grande aliado, Luis Videgaray, lo ha dejado solo –el costo de lo que ahora ha llamado una decisión apresurada— el hombre encargado de negociar todas sus “aplaudidas” reformas ya no checa en los pinos. 

Todo se le ha acumulado y la válvula de escape fue el Foro Impulsando a México, organizado por el diario El Financiero Bloomberg, “Mi único propósito ha sido que a México le vaya bien. Estoy seguro que los anteriores presidentes también no han tenido otra misión más que esa. Nadie despierta, un presidente no creo que se levante ni creo que se haya levantado pensando, y perdón que lo diga, cómo joder a México, siempre pensando en cómo hacer las cosas bien”, la declaración ha pasado a la historia por el tono y por el atrevimiento a salirse del guion, perdón, pero no nos tiene acostumbrados, ha convertido el prompter en su principal método de comunicación. En fin, esta declaración nos dejó reflexiones maravillosas:

Denise Dresser: Si no lo hace y estamos como estamos, imagínense si lo hiciera.

Alejandro Solalinde: Uuuf que tal si quisiera #JoderAMéxico

Agustín Basave: No entiendo: ¿tiene más mérito joder a México sin proponérselo que joderlo a propósito?

Jorge Ramos: ¿Cómo se levantó hoy Peña Nieto?

El Presidente ha empezado a dejar de hacer lo que le dicen, también está harto de eso. Serán dos años de Peña Nieto en su estado puro, ¿a dónde vamos a parar?

Un recordatorio.
Palabras de Beatriz Paredes en 2010 (Líder nacional del PRI): “Queremos darle la más fraternal bienvenida a quien llena de orgullo al priísmo del País por su legítima victoria, al futuro gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, queremos agradecer a Javier Duarte que en un gesto de calidad en su partido, venga a hacernos entrega de las actas que acreditan su triunfo electoral [...] así que Javier estás en tu casa”. (Escúchela usted mismo https://www.youtube.com/watch?v=j6G_R_RSUB8&feature=youtu.be )