Traspaso. Los hospitales Materno-Infantil y el Oncológico que se construyen en Saltillo, podrían pasar a ser administrados por la Federación. ARCHIVO
Con nueva política de salud quedarían ‘huérfanos’ el Oncológico y el Materno Infantil

El legislador federal por Coahuila, Diego del Bosque, informó que tanto el Insabi como el Instituto Mexicano del Seguro Social están conformando acuerdos para atender la situación de los hospitales que con la nueva política de salud “podrían quedar huérfanos”, como lo son el caso del Hospital Oncológico de Saltillo y el Hospital Materno Infantil.

Aunque el diputado federal por Morena aseguró que todavía no se define el destino de estos hospitales, ahora que la Federación pretende administrar los hospitales que antes correspondían a las entidades, los casos se analizarán minuciosamente para ver cuáles serán entregados al IMSS o al Insabi.

“No se harán hospitales nuevos hasta que no se recuperen todos los que quedaron en obra negra. Están  trabajando en acuerdos muy específicos para ese tipo de hospitales que pueden llegar a quedar ‘huérfanos’ pero que ahí está la instalación, el potencial y que tanto el Seguro Social como al Insabi le interesan”, manifestó.

Tenemos que hacer las consultas específicas. Están trabajando en acuerdos muy específicos para ese tipo de hospitales que pueden llegar a quedar huérfanos pero que está la instalación y el potencial. Pero esto tiene que ser de acuerdos muy específicos con el Gobierno del Estado”, expresó.

En ese sentido, manifestó que la implementación del este nuevo sistema de salud ha sido caótica, sin embargo, habrá beneficios grandes como pasar de la atención de 33 enfermedades a 66.

No se harán hospitales nuevos hasta que no se recuperen todos los que quedaron en obra negra”.
Diego del Bosque, diputado federal

“No fue un cheque en blanco. Creo que fue una decisión inteligente. El Insabi tiene muchos beneficios, y entendemos que fue un poco caótica la implementación. Y es un poco entendible pasar del Seguro Popular al Insabi y había mucha corrupción”, expresó.

Además, dijo que a diferencia del Seguro Popular, en esta ocasión sí se atenderá la urgencia que se tiene sobre el déficit de 173 mil médicos; 70 mil especialistas y más de 250 mil enfermeras, y manifestó que se tiene planeado que al concluir el sexenio se habrán otorgado 80 mil bases nuevas.

Por otro lado, dijo que por ahora no existen planes de hacer megaproyectos de hospitales, y que los únicos pendientes es un hospital en Matamoros, inaugurar el ISSSTE de Piedras Negras, así como hay en puerta otros proyectos de servicios de salud para instalar en ejidos y colonias.