35 negocios han cerrado solo en la costera Miguel Alemán. ESPECIAL
Pega el coronavirus a hoteles y comercios del sitio turístico

CHILPANCINGO, GRO.- Desde hace muchos años Acapulco no había lucido tan vacío como en este fin de semana: los hoteles  tuvieron una ocupación de 14% en promedio; los restaurantes están semivacíos, las plazas comerciales comenzaron a cerrar y los prestadores de servicios,  ambulantes y  choferes no dejan de salir a las calles a pedir ayuda, porque sin turismo no tienen trabajo.

Todos se mueven cuando llegan los turistas, pero este fin de semana la mayoría decidió quedarse en casa para evitar la propagación del COVID-19.

 Luego de confirmarse la primera muerte  en Guerrero por el COVID-19, Acapulco apenas tuvo  14% de ocupación hotelera en promedio.  La más baja, según a las autoridades turísticas, desde los daños que provocaron la tormenta y el huracán Manuel e Ingrid, respectivamente. 

Por ello, los efectos de la ausencia de turistas ya comenzó a sentirse. Los transportistas que recorren la costera Miguel Alemán dicen que los pasajeros se esfumaron.

El director de Reglamentos y Espectáculos del ayuntamiento de Acapulco, Julián Nicio López, informó ya cerraron unos 35 negocios.