Foto: Vanguardia
Un hombre que el pasado domingo al medio día se metió a nadar y se ahogó en la represa en el ejido La Hediondilla perteneciente a San Rafael en el municipio de Galeana, Nuevo León, finalmente fue rescatado

Nuevo León. - Un hombre que el pasado domingo al medio día se metió a nadar y se ahogó en la represa en el ejido La Hediondilla perteneciente a San Rafael en el municipio de Galeana, Nuevo León, finalmente fue rescatado su cuerpo la mañana del lunes por parte de elementos de Bomberos de la estación Derramadero. 

En las maniobras fueron apoyados por distintos cuerpos de rescate, entre ellos los elementos de Protección Civil de Arteaga, quienes desde temprana hora se unieron a la búsqueda del cuerpo de quien en vida respondía al nombre de Juan de Dios Barrientos González de 26 años, mismo que era originario de Sacramento, Coahuila, pero radicaba en la colonia Bellavista de Saltillo. 

Desde temprana hora, Juan de Dios llegó a la presa acompañado de su novia y su cuñada, alrededor de las 10:30 horas del domingo comieron y alrededor de las 12:30 horas, el hombre a pesar de las malas condiciones del tiempo, entró a nadar si hacer caso a las recomendaciones de quienes lo acompañaba. 

Foto: Vanguardia

Cuando se encontraba en el centro de la represa, a 30 metros de la orilla y con una profundidad de cinco metros, Juan de Dios comenzó a pedir ayuda, ya que su cuerpo no le respondía para nadar hacia donde estaban su novia y su cuñada, pero debido a que se encontraba lejos para poder rescatarlo, no pudieron hacer nada, simplemente lo perdieron de vista. 

De inmediato se dio aviso a las autoridades correspondientes y cuerpos de rescate, quienes enseguida se trasladaron al lugar para comenzar con la búsqueda del cuerpo, ante la desesperación de quienes lo acompañaban. 

Llegó la noche y la búsqueda se vio entorpecida por la falta de luz, así que los cuerpos de rescate decidieron esperar para continuar en la mañana, así que fue a las 06:30 horas del lunes cuando al lugar también se hicieron presentes los rescatistas de Bomberos de la estación Derramadero, quienes alrededor de las 09:00 horas lo encontraron y lograron sacar el cuerpo. 

Elementos del Ministerio Público de Nuevo León, se trasladaron al lugar para dar fe del deceso y tomar conocimiento de los hechos, para después ordenar el traslado del cuerpo a que se le realizara la necropsia de ley, para determinar las causas de la muerte, las cuales arrojaron anoxia cerebral secundaria a asfixia por sumersión.