Foto: Vanguardia/Christopher Vanegas
Fue en la casa marcada con el 1796 del bulevar Sección 38, en la colonia Magisterio, que se presentó el macabro hallazgo alrededor de la 1 de la mañana de este viernes

Al llegar a su domicilio encontró a su padre en estado de descomposición, había fallecido al menos dos días antes y no fue hasta la madrugada de este viernes que lo encontraron, ya que ni los olores fétidos alertaron a los vecinos de la colonia magisterio.

Fue en la casa marcada con el 1796 del bulevar Sección 38, en la colonia Magisterio, que se presentó el macabro hallazgo alrededor de la 1 de la mañana de este viernes, cuando José Francisco López de 31 años, llegó al domicilio de su padre para visitarlo.

Pero al ingresar un olor a putrefacto lo alertó de que algo no estaba bien, y al revisar los cuartos encontró el cuerpo de su padre, Isidro López Navarro, de 64 años, ya en estado de descomposición, por lo que dio aviso a las autoridades.

Paramédicos de Bomberos acudieron al lugar a manera de protocolo, además llegaron elementos de la Policía Municipal para acordonar el área y permitirle a los agentes del Ministerio Público realizar el peritaje.

El hijo del occiso comentó a las autoridades que el trabaja en Zacatecas y que por cuestiones laborales no podía acudir con frecuencia a su domicilio, además comentó que su padre padecía de cirrosis, la posible causa de la muerte.