Foto: Especial
Samá sospecha de un menor de 15 años, amigo de su hija. Ocurrió en Veracruz

VERACRUZ.- Reyna Márquez Morán, una niña de 12 años que vendía pan de casa en casa para ayudar a la economía de su familia, fue hallada sin vida en un paraje solitario del municipio de Naolinco, en la zona montañosa de Veracruz.

El sábado pasado, Reyna Márquez salió y ya no volvió a casa. Durante 24 horas estuvo desaparecida.

La Comisión Estatal de Búsqueda subió una ficha con sus datos en la que se informaron los datos generales de la pequeña Reyna.

La familia, amigos y la policía municipal salieron a buscar por las calles y caminos de Naolinco en la búsqueda de pistas sobre el paradero de la pequeña.

No obstante, la menor fue encontrada sin vida en el paraje conocido como Las Fuentes, una zona donde opera una red de bombeo de Agua Potable, en la misma zona del pueblo.

Reyna Márquez acababa de terminar la primaria.

Mamá sospecha de un menor de 15 años, amigo de su hija

Olga Morán madre de Reyna Isabel, relató los hechos y dijo que la niña de 12 años salió de su casa con rumbo desconocido luego de haber sido contactada mediante redes sociales por un amigo identificado como Jacobo.

Reyna le dijo a su madre que debía ausentarse un momento para atender un asunto, sin embargo ya no volvió a su casa.

“Yo estaba vendiendo pan en la esquina donde están las carpas, y de ahí ella me dijo que tenía que ir a descargar una página que según el muchacho este Jacobo le había mandado por el face. Pero de ahí le agarró una desesperación y se fue, y me dijo en media hora regreso y ya no regresó”, narró la madre.

Luego de varias horas sin volver, la familia comenzó a buscarla, con apoyo de la policía municipal de Naolinco.

Al día siguiente la hallaron sin vida en un camino de terracería a varias cuadras de su casa.

Olga señala a Jacobo un menor de 15 años de edad como el responsable de la muerte de su hija. Él o los victimarios la habrían degollado, además de que el cuerpo presentaba varias heridas con arma blanca.