La familia de Jesús ya se puso en contacto con la embajada y el consulado de México en Madrid. | Foto: Especial
De acuerdo con medios locales, el cadáver del mexicano fue encontrado en la vertiente del pico Nabain, en Fanlo

Jesús Ríos González, el mexicano que desapareció en la zona de Pirineo aragonés, en España, fue hallado muerto, informó la embajada de México en ese país.

González, de 71 años y nacido en la Ciudad de México fue encontrado por su yerno en las faldas de la vertiente del pico Nabain, en Fanlo.

El cuerpo fue llevado por personal de los Grupos de Rescate Especial de Intervención en Montaña (GREIM) de Boltaña y Huesca, hasta la morgue de Boltaña, donde se le realizará la autopsia.

En Twitter, la embajadora de México en España, Roberta Lajous, dio su "más sincero pésame" a la familia y expresó su agradecimiento a los voluntarios y al personal de la Guardia Civil.

El mexicano no padecía ninguna enfermedad, era deportista, practicaba footing y corría maratones.

De acuerdo con la familia, la última persona que le vio el sábado 3 fue un pastor de la zona, al que el mexicano le preguntó cómo volver al pequeño pueblo de montaña (Morillo de San Pietro). 

El pastor le explicó que había dos caminos, pero que el más corto era más complicado por el terreno y por tanto era más fácil perderse.

Jesús fue de vacaciones a España el 12 de junio para celebrar su cumpleaños con su hija, propietaria –junto con su marido, español- de una casa de yoga.